Alrededores de Lisboa: Sintra, Cascáis y Estoril

2521305541_19cff10590_bSi habéis decidido visitar Lisboa (comentada en post anterior) y disponéis de tiempo (y coche), en este post os traigo tres lugares muy recomendables a conocer que se encuentran en los alrededores de la capital de Portugal y que yo tuve la suerte de conocer durante un verano.

Sintra:

Situada a tan solo 30 minutos de la capital, incluye el Palacio Nacional de Pena, uno de los lugares más impresionantes de Portugal, como puede verse en la fotografía anterior (cliquéala para ampliarla)

Inconfundible con su colorida arquitectura, el Palacio domina el paisaje de Sintra desde la más alta colina de la villa. Construido en el siglo XIX, como residencia de verano de la familia real portuguesa, se caracteriza por ser una mezcla de estilos y corrientes estéticas (elementos clásicos portugueses como el azulejo, elementos del romanticismo, motivos mudéjares, torres góticas, mobiliario barroco) que le hacen único.

Desde lo alto de la montaña también tendréis la oportunidad de ver, desde las alturas, el Castelo dos Mouros y el casco antiguo de Sintra.

Antes de dejar la ciudad, podéis plantearos atravesar con el coche el Parque Natural de Sintra y pasar por los palacios de Quinta de Regaleira, Seteais y Monserrate.

Y de camino a Cascáis hacer una breve parada en el Cabo de Roca (el punto más occidental de Europa) y en la playa del Guincho, llamada por muchos el paraíso del surf, pasando por la Boca del Infierno antes de llegar a nuestro siguiente destino.

Mapa

Cascáis:

Cascáis, junto con Lisboa obviamente, es uno de los escenarios que se muestran en la novela Solo una muerte en Lisboa, ya comentada y que daba pie a estos posts.

En mi opinión, merece una visita y dar un paseo por la bahía (después del paseo podéis visitar el centro histórico o bañaros en su playa),

Cascais

sin embargo, en la novela mencionada se puede ver que no es santo de devoción del protagonista (y seguramente del autor) si nos atenemos al siguiente párrafo:

“Cascáis tenía fervientes admiradores, pero yo no me encontraba entre ellos. Hace tiempo fue un pueblecito de pescadores con casas que se precipitaban por abruptas cataratas de calles adoquinadas hasta el puerto. En la actualidad era la pesadilla de un urbanista, salvo de aquellos a quienes se habían adjudicado los muchos proyectos de desarrollo, en cuyo caso estaría viviendo un sueño en cualquier otra parte. Era una ciudad turística con una población indígena de mujeres que se vestían para ir de compras y hombres a los que no habría que dejar salir de un club nocturno. Se había desguazado la vida real para sustituirla por un cosmopolitismo internacional que atraía a un montón de gente con dinero y a un número casi igual de personas dispuestas a ayudarles a desprenderse de él.”

Estoril:

De regreso a Lisboa atravesaremos Estoril, ciudad famosa por su paseo marítimo y su casino.

La_plage_à_Estoril,_Portugal_(30-10-2005)

Estoril pertenece al ayuntamiento de Cascáis y, pese a su reducido tamaño, la ciudad da nombre a toda la llamada Costa de Estoril, que se extiende desde la desembocadura del Tajo, en Lisboa, hasta unos kilómetros más al norte.

Respecto a su famoso casino mencionar que se construyó, a su alrededor, una leyenda (que, en la novela mencionada, se ve reflejada) de espionaje, conspiraciones e intrigas políticas durante la II Guerra Mundial, ya que allí se reunían espías, reyes y políticos exiliados de sus respectivos países. La entrada no está restringida y podemos acceder sin ningún problema, incluso sin código de vestuario (no son demasiado estrictos, pero quizá no sea la mejor idea intentar entrar sin camiseta después de un día de playa).

Hablando de playas, hay una en el centro de Estoril y justo frente al Casino: la playa de Tamariz. Es de arena fina y con una vista muy chula de una fortaleza, aunque la playa resulta un poco pequeña en días de agosto.

Para los aficionados al motor, Estoril también tiene importancia por su circuito de motociclismo del Campeonato del Mundo, así como para los aficionados al golf, ya que cuenta con varios de los mejores campos cerca de Lisboa.

Hasta siguientes posts, Tchau!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.