Bandas sonoras: sensaciones encontradas (II)

Portada de Fiebre Sábado nocheLos que ya me conocéis, estaréis pensando extrañados: ¿en el post anterior Iñigo ha dado la razón a su amigo sin al menos discutir? Pues evidentemente no, no sería yo. Siempre, en cualquier debate, pueden darse otros puntos de vista y a mí me gusta ser “abogado del diablo” o defensor de causas perdidas. A continuación os planteo algunos ejemplos de justo lo contrario: bandas sonoras que no sólo han sobrevivido a sus respectivas películas sino que, han igualado o incluso superado el recuerdo de la cinta a la que ponían música:

  • West Side Story, tras su publicación en 1961 la banda Sonora se mantuvo durante 54 semanas en el nº 1 del Billboard o lista de éxitos en Estados Unidos. Un auténtico record solo superado por Thriller de Michael Jackson. La b.s.o. la compuso Leonard Bernstein, las letras son obra de Stephen Sondheim.

  • Cantando bajo la lluvia: superaba tanto la música a la película que el guión de esta última se escribió tomando como punto de partida las canciones…

  • Fiebre del Sábado Noche: los Bee Gees vendieron más de 40 millones de discos de esta banda sonora.

  • Dirty Dancing: en la década de los 80 marcó un record de ventas superando los 35 millones de discos de su b.s.o. y muchas lesiones de espalda intentando hacer la pirueta de Patrick Swayze.

  • Grease: bailada en las discotecas, bodas, bautizos y comuniones de todo el mundo durante generaciones, y de nuevo como protagonista danzante... John Travolta

Hay más ejemplos de b.s.o. que han sido un éxito en paralelo o además del film al que acompañaban, por tanto la conclusión del debate no parece ya tan sencilla ¿verdad?

 

4 comentarios en “Bandas sonoras: sensaciones encontradas (II)

  1. fplatafr

    Siento no estar de acuerdo totalmente contigo en las películas que has incluido en este post. Aunque Dirty Dancing tuvo varias canciones originales, que además fueron un gran éxito, como "She's Like the Wind", la mayoría de las canciones son anteriores a la película, incluyendo su tema principal, "(I've Had) The Time of My Life", de 1981.

    Sobre la película de "Fiebre del sabado noche", en Wikipedia aparece que "...los Bee Gees coincidieron con la película "Saturday Night Fever", en la cual las letras de su nuevo álbum cuyo nombre era "Night Fever" fueron coincidencia, perfectas para el filme ya que ellos aseguran que escribían su nuevo disco sin saber de la existencia de la nueva película soundtrack de Fiebre de Sábado Por La Noche".

    De todos modos, son muy pocos los ejemplos que se pueden poner en esta categoría, tan sólo musicales.

    Y reafirma mi teoría de que las bandas sonoras están muy sobrevaloradas.

    Responder
    1. idejaime

      En el caso de Dirty Dancing es cierto que muchas de las canciones no fueron compuestas expresamente para la película, siendo anteriores al estreno de la misma. Cuando se tiene la razón no hay que quitarla.

      Caso diferente es el de Night Fever, efectivamente los Bee Gees habían originalmente escrito y grabado los cinco temas originales de la película como parte de un álbum nuevo de estudio. Es decir, no tenían ni idea de que estaban haciendo en realidad la banda sonora de una película, pero finalmente ambos proyectos se unieron y se comercializaron de la mano, siendo el título del disco "Saturday Night Fever: The Original Movie Sound Track"

      Responder
      1. fplatafr

        Yo entiendo por Banda sonora original aquella que se compone exclusivamente para una pelicula, no aquella que se adapta a una pelicula, como es el caso de Saturday Night Fever.
        Entonces, claro, West Side Story puede ser también una Banda Sonora original aunque procede de un musical estrenado 4 años antes que la película, y que se empezó a gestar 10 años antes. ¿Aceptamos como Banda Sonora las que proceden de obras de teatro?

        Responder
        1. idejaime

          Saturday Night Fever es como bien decíamos, una serie de canciones no compuestas inicialmente para la película, pero se comercializó como comentaba antes, con el apellido b.s.o. expresamente.
          Si un musical (caso West Side Story o Los Miserables) se lleva al cine, soy de la opinión de considerar a la banda sonora como banda sonora original, puesto que aunque la música no se compuso para la película se compuso para el musical... que luego a su vez se adaptó al cine.

          Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.