Tras disfrutar de la belleza de Sacre-Cour, y pasear por Montmartre; desde la Ópera de París (ver post anterior), y siguiendo nuestra visita a la capital francesa, nos acercaremos hasta la preciosa iglesia de La Madeleine.

Construida bajo las órdenes de Napoleón I, su diseño se basó en un templo antiguo, en honor a la Armada Francesa, con 52 columnas corintias de 20 metros de altura que le otorgan un aspecto verdaderamente imponente (siguiendo el símil futbolístico del post anterior: París, 3-Iñigo, 1). ...continúa leyendo "París (III): Madeleine, Concordia, Inválidos, Campos Elíseos y Arco del Triunfo"

A lo largo de mi vida, siempre había escuchado hablar mucho y bien de París, siempre había leído novelas o visto películas donde sus calles y monumentos más conocidos eran el escenario en que transcurrían sus tramas.  Quizás sea eso, que te hablen maravillas de un sitio, lo que te puede crear unas expectativas muy altas, y que yo fuera (ya con unos cuantos años) con ciertos prejuicios.

No estoy diciendo con eso que París no sea bonita (lo es y muchísimo) pero, sin embargo, tras haber tenido la oportunidad de visitar la capital francesa en dos ocasiones, en ambas, las sensaciones del viaje han sido encontradas por distintos motivos, los cuales intentaré explicar en este post y siguientes. ...continúa leyendo "París (II): Sacré Coeur, Montmartre y Ópera"

Ya en el post anterior, dedicado a recomendaros Historia de dos ciudades, comentaba la explicación literaria del porqué del apodo de la capital francesa (la Ilustración y París como la capital del Siglo de las Luces) pero existen dos teorías más.

...continúa leyendo "París (I): la ciudad de la luz"

Andorra es uno de los países más pequeños del mundo, con sus 468 km2; y además de ser el lugar elegido por Tiburón y sus secuaces para dar el gran golpe (ver novela de referencia comentada en post anterior), uno de los paraísos más conocidos en Europa, por diversas razones.

...continúa leyendo "Andorra: un paraíso en blanco y negro"

A tan solo una hora en tren desde Bruselas (leed post anterior), Gante es, sin duda, una de las ciudades que uno debe visitar si te acercas a Bélgica, y una de las ciudades, en mi opinión, más bonitas de Europa.

Una ciudad cuyo centro medieval nos traslada a una época de un pasado casi olvidado y donde parece que estés dentro de un cuento de hadas, pero cuyo centro histórico se integra perfectamente con la ciudad moderna.

...continúa leyendo "Gante: la joya de Flandes"