Chanel No. 5 y Charles Perrault

Siguiendo con los posts dedicados a la literatura y adaptaciones al mundo literario, hoy os traigo una de las muchas versiones del cuento de Caperucita Roja, la más difundida y publicada que ha sido atribuida a Charles Perrault, editada en 1697 (los hermanos Grimn hicieron una versión más suavizada y menos erótica… si Freud levantara la cabeza, en 1812, donde introducían la figura del leñador y un final feliz)

Y es que, en Caperucita Roja, se basó el spot publicitario del afamado perfume Chanel número 5. Eso sí, en esta versión, cambiaron la narrativa original en la que el Lobo Feroz devora a Caperucita para otorgarle poder a la protagonista sobre el malo.  Y al final, sin leñador heroico, aquí, Caperucita roja deja encerrado al Lobo feroz y sale a las calles de París.

La campaña se llamó Red Riding Hood, fue dirigida por Luc Besson (director parisino conocido por El gran azulNikitaLéonEl quinto elemento, The TransporterLucy), y en ella, Estella Warren (nadadora canadiense –llegó a ser olímpica en sincronizada-, modelo y actriz –destacando papeles en El planeta de los simios y Driven-) nos demuestra que hay otras formas de amansar a las fieras con un poco de perfume y mucho glamour. Un perfume que otorga el poder de dejar de ser niñas timoratas y asustadizas y se tornan jovencitas seductoras y valientes y, en consecuencia, consiguen someter a su perseguidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.