El caso Telak (Zygmunt Miloszewski)

Nacido en Varsovia, en 1975, Zygmunt Miłoszewski, es todavía ciertamente desconocido en España (al menos para mí), aunque en su Polonia natal cuenta ya con un gran número de seguidores.

Ejerció como periodista en la edición polaca de Newsweek y debutó como escritor en 2004, con el relato "Historia portfela" ("Historia de una cartera"), al que siguió la novela de terror "Domofon" ("Interfono", 2005). Un año más tarde publicó "Góry Żmijowe" ("La víbora"), una novela juvenil. Y con "El caso Telak", que os traigo en esta ocasión (2007) inauguró la serie del fiscal Teodor Szacki que le trajo fama y honores.

Este fiscal recibirá una llamada del policía Oleg Kuznetsov en su domicilio una mañana de domingo; será una llamada que le hará evadirse durante un buen rato de su monótona y rutinaria vida: en un monasterio de Varsovia, acaba de aparecer el cadáver de un hombre con un asador clavado en el ojo. La víctima es Henryk Telak, uno de los participantes en una terapia psicológica (debido al suicidio de su hija adolescente no mucho tiempo atrás, y por tener que afrontar ahora la enfermedad cardíaca que está a punto de terminar con la vida del único hijo que le queda) llamada terapia de constelaciones, que estaba teniendo lugar en dicho monasterio durante ese fin de semana.

A dicha reunión asistieron el organizador, un reputado psicólogo llamado Cezary Rudzki, y cuatro de sus pacientes: dos mujeres y dos hombres, uno de los cuales era Henryk Telak. Ninguno de los que allí estaban parece haber oído nada ni a nadie la noche de actos, por lo que Szacki parece que lo va a tener realmente difícil para resolver este caso…

Y hasta aquí puedo leer, sin hacer spoiler o destrozaros la intriga y el devenir de la trama. Lo que sí puedo adelantaros es que la novela tiene muchos puntos que juegan a favor de su lectura: por ejemplo, resulta bastante novedoso que el protagonista no sea un detective, sino un fiscal, ya que como se apunta en el propio libro, esta figura jurídica es la que se encarga de dirigir las investigaciones de asesinatos en Polonia, con ayuda de la policía. Resulta, sin duda, todo un hallazgo el personaje central, Teodor Szacki, un hombre con problemas matrimoniales y personales.

En cuanto a la trama, el libro engancha desde el arranque, y está elaborado con un estilo muy ágil (similar al de la obra maestra del género, “Diez negritos” al principio y al estilo del gran Henning Mankell en su desarrollo) que no necesita de artificios para mantener la intriga hasta el desenlace final, y además, este resulta bastante convincente.

Por otra parte, tengo que mencionar la cuidada ambientación de la novela. El autor se esfuerza desde el primer momento por hacer que el lector se empape de Varsovia, de sus calles, sus edificios, sus costumbres, sus parques, su estilo de vida… Además de hacerla partícipe de la novela con su cuidada presencia en todo momento, Miłoszewsk, al principio de cada capítulo nos proporciona una interesante recopilación de datos sobre destacados acontecimientos de Varsovia (como un parte del telediario), que resulta de lo más útil para podernos meter con mayor intensidad dentro de la historia. También, y debido en gran medida a una parte de la investigación, podemos hacernos una buena idea de lo que fue y cómo era la vida en la Polonia comunista, y cómo todavía, en la actualidad, quedan vestigios de aquellos días.

Por poner una pega, el único problema fue familiarizarme con los nombres y apellidos polacos de los personajes del libro que son ciertamente difíciles de pronunciar y retener, pero esto quizás sea un problema menor y seguramente solo mío.

No lo dudéis, intentad resolver este misterioso y complicado caso Telak, y romperos la cabeza intentando encontrar la explicación correcta; acompañad a este peculiar fiscal polaco en esta minuciosa investigación que le coincide en un momento de crisis personal que no le facilitará para nada las cosas; empaparos de Varsovia, de su primavera, de sus gentes y aprended un poco más sobre esta curiosa terapia de constelaciones de la que yo nunca antes había oído hablar y que me ha parecido de lo más peculiar.

Un comentario en “El caso Telak (Zygmunt Miloszewski)

  1. Pingback: Varsovia (I): una ciudad héroe – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.