El invierno del mundo (Ken Follet)

ElinviernodelmundoportadaNo todos los escritores célebres lo tienen fácil al principio, hay algunos a los que les cuesta echar a volar pero cuando lo hacen, son imparables. Este el caso del galés Ken Follet que, después de unos años publicando, por fin le llegó el éxito con La Isla de las tormentas en 1978, y llevada al cine con el título El ojo de la aguja. Sus libros anteriores no son apenas conocidos y muchos de ellos ni siquiera están traducidos al español; sin embargo, a muchos nos engancharon títulos posteriores del prolífico universo del galés que han hecho de Ken Follet (http://www.kenfollett.es) uno de los escritores con mayores ventas de la historia (según algunas fuentes, más de 100 millones de libros) con títulos como por ejemplo, La clave está en Rebeca, Las alas del águila, El valle de los leones, Noche sobre las aguas, Una fortuna peligrosa, El tercer gemelo, o En el Blanco, pero especialmente con tres títulos de fama mundial: Los Pilares de la Tierra (más de 15 millones de libros vendidos), Un Mundo Sin Fin o La caída de los gigantes.

Éste último libro tiene su continuación en El invierno del mundo, el segundo libro de la trilogía The Century, y que en palabras del propio autor “es la historia de mis abuelos y de los vuestros, de nuestros padres y de nuestras propias vidas. De alguna forma es la historia de todos nosotros”

La Caída de los Gigantes giraba en torno a la I Guerra Mundial y la Revolución Rusa, finalizando con el Tratado de Versalles. En El Invierno del Mundo la historia comienza en el año 1933, antes de que la II Guerra Mundial estalle, y acaba en el año 1949, con los inicios de la Guerra Fría. En este periodo de tiempo ocurrieron grandes hitos que marcaron un antes y un después en la historia del ser humano, entre ellos: el nazismo, la Guerra Civil Española, Pearl Harbor, o la explosión de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Todo ello y, junto con los cambios políticos que les precedieron u ocurrieron después, el autor lo aprovecha para hacer una llamada de atención contra los totalitarismos, sean de la ideología que sean, y contra la pasividad frente a su auge. Asistiremos a algunos de los peores episodios de nuestra historia reciente, donde el horror y la crueldad serán protagonistas, pero también deja Ken Follet lugar para el coraje, el compromiso y el heroísmo de unos personajes que protagonizarán episodios emotivos e impactantes.

Ken Follet cuenta en ambos libros la historia en la que los protagonistas son cinco familias: una estadounidense, una inglesa, una galesa, una rusa y una familia alemana que están unidas entre sí, aunque en muchas ocasiones no han llegado a conocerse. Han sido ellas las elegidas como los protagonistas ficticios de un trasfondo histórico muy real. Y como ya me ocurrió con La caída de los gigantes, en esta segunda novela he vuelto a sentir a los personajes como si los conociese de toda la vida, viendo cómo la Historia y sus acontecimientos les obligaban a cambiar, unas veces a mejor y otras, en cambio, a peor. Y viendo asimismo cómo los hijos de las familias protagonistas del primer libro a veces se parecían a sus padres y otras, por el contrario, decidían seguir su propio camino, tomar sus propias decisiones, a veces acertadas y otras no tanto.

No quiero desvelaros nada más de la novela, prefiero que la descubráis vosotros mismos si no lo habéis hecho ya, porque vale mucho la pena. Una vez más, Ken Follet ha logrado crear una novela que atrapa y engancha desde la primera hasta la última página, consiguiendo una mezcla genial entre el folletín (típico del autor), la épica y la novela histórica. Los hechos importantes ocurren siempre al final de cada capítulo o de cada apartado dejándolo todo en una especie de suspense que hace que tengas ganas de más, mientras recibimos una magistral lección de Historia que nos enseña y entretiene a partes iguales.

A mí esta segunda novela o parte de la trilogía The Century me ha gustado todavía más incluso que el primer libro, al menos me ha durado menos tiempo en las manos, y me ha resultado más adictivo. En mi opinión, el autor ha conseguido mejorar la anterior con más ritmo y acción, siendo el resultado más trepidante. El pero: tendremos que esperar hasta el 2014 para leer el final de este especial repaso de Follet al siglo XX.

Si te interesa el libro puedes encontrarlo, entre otros sitios, en:

Ya me contaréis qué os parece a vosotros...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.