El Madrid de los Austrias

OsoyMadroñoEn el post anterior comentaba la novela El Capitán Alatriste de Arturo y Carlota Pérez-Reverte, donde Madrid cobra vida, y donde decía que la ciudad no es un mero escenario donde se desarrolla la acción, sino que se convierte casi, en un personaje más de la historia. Por este motivo, quiero centrarme ahora, y en este post, en la maravillosa ciudad a la que podemos viajar a través de la novela mencionada.

¡Se me olvidaba! Antes de continuar leyendo, quería recordaros que, además de la anterior novela o alguna de las posteriores de la serie de Aventuras del Capitán Alatriste, hay otras novelas que transcurren en Madrid, os pongo algunos ejemplos:

  • La colmena (Camilo José Cela)
  • Tristana (Benito Pérez Galdós)
  • Lazarillo de Tormes (anónima)
  • Historias del Kronen (J. Ángel Marías)
  • El club Dumas (también de Arturo Pérez-Reverte)
  • El maestro de esgrima (Pérez-Reverte de nuevo)

¿Qué decir de Madrid?

La verdad es que siendo Madrid mi ciudad, la lista de lugares que visitar y actividades que realizar se me antoja muy larga y extensa, por lo que, en el presente post, me centraré exclusivamente en el Madrid descrito por Arturo Pérez-Reverte y que se conoce como el Madrid de los Austrias.

Supongo que muchos de vosotros igual ya conocéis Madrid porque incluso vivís en la ciudad pero, a veces suele ocurrir que solemos conocer peor nuestra propia ciudad que otras que visitamos de turismo. Quiero por ello, proponeros un itinerario a todos: a los que no la habéis visitado aún, pero también a los que ya vivís en ella.

Espero que lo encontréis interesante, aunque antes de nada, dos puntualizaciones:

  1. En primer lugar, mencionar el porqué del nombre: Madrid de los Austrias es el nombre que se da al Madrid de la época en que la dinastía austríaca de los Habsburgo reinó en España. Este reinado se inició con Carlos I, el cual enriqueció la ciudad con palacios y monumentos. Posteriormente, cuando Felipe II la convirtió en capital de España, la ciudad creció notablemente.
  2. El recorrido propuesto es un itinerario que podemos realizar a pie (incluso con vuestros hijos para que descubran Madrid con vosotros), siendo la finalidad de esta idea poder visitar de este modo (más cómodo aunque más cansado para los pequeños) los edificios renacentistas y barrocos de esta época. Es sólo una opción más de las muchas existentes, pero es la que a mí más me gusta.

MapaItinerarioMadridAustrias

Una vez hechas estas puntualizaciones, comencemos nuestro recorrido:

Una propuesta es empezar desde la conocida Plaza de la Ópera (metro Ópera). Llamada en realidad Plaza de Isabel II. Acaban de reformarla y ha quedado “realmente” preciosa. La verdad es que es una plaza divertida (es donde desemboca la animada calle Arenal, una de las calles más antiguas de Madrid, y que llega desde la Puerta del Sol, pero que dejaremos para el final del recorrido) y de mucho movimiento (y peatonal casi en su totalidad) donde podremos ver la fachada trasera del Teatro Real de Madrid. Aquí comenzaremos el recorrido…

A la izquierda del teatro, cogeremos una calle (de nombre Vergara) y luego la calle Carlos III que bordea el Teatro Real y desemboca en la Plaza de Oriente:

PlazadeOriente

La idea de la plaza fue del siglo XVII pero su construcción fue principalmente impulsada por el rey José I (1808-1813), y el trazado definitivo y actual es del año 1844. La Plaza alberga diferentes jardines: el que encontraréis a vuestra derecha recibe el nombre de Jardines del cabo Noval (es el nombre del personaje esculpido por Mariano Benlliure en el centro) con plantaciones de plataneras. Los jardines que dejaréis a vuestra izquierda se denominan Jardines de Lepanto e incluyen cedros además de también algunos ejemplares de plátanos.

Además de los jardines destacar en la Plaza la estatua ecuestre de Felipe IV, la primera del mundo sujetada únicamente por las patas traseras del caballo (la leyenda dice que si tiene dos patas en el aire -el caballo claro- es porque la persona murió en combate).

Es una de las plazas más imponentes de la ciudad y de todo España por los edificios que allí se encuentran; a un lado el Teatro Real, y al otro el Palacio Real (debe su nombre precisamente por estar en el lado oriental del Palacio).

  • Teatro Real: Su construcción fue promovida por Fernando VII en 1817, en un proyecto de remodelación de la Plaza de Oriente. Tras varias décadas de problemas políticos y económicos de la Casa Real, en 1850, durante el reinado de Isabel II, y por medio de una Real Orden, se impulsó la construcción exigiendo su finalización en un plazo de seis meses. En la actualidad, el Teatro Real de Madrid es uno de los más prestigiosos de Europa.
  • En teoría el Palacio Real original fue levantado por Felipe V pero un incendio acabó con el Palacio en 1734 comenzando su actual reconstrucción en 1738 (arquitecto: Filippo Juvara). Conocido como Palacio de Oriente (lo que está al Oriente es la plaza respecto al Palacio pero al final a ambos lugares se les conoce con la misma denominación), es la residencia oficial del Rey de España, aunque en la práctica el Rey (y su actualmente controvertida familia) no vive aquí, sino en el Palacio de la Zarzuela (en la zona del Pardo, al norte de Madrid). El Palacio Real, en la actualidad, solamente es utilizado para recepciones y ceremonias de Estado. El último rey que residió realmente en el palacio fue Alfonso XIII, aunque posteriormente también fue habitado por Manuel Azaña, el presidente de la Segunda República, siendo curiosamente el último Jefe de Estado que ocupó realmente el palacio hasta 1933.

PalacioRealMadrid

El Palacio Real tiene una extensión de 135.000 m2 y 3.418 habitaciones (lo de vivir como reyes no es sólo una frase hecha) y contiene un valioso patrimonio artístico, destacando una colección impresionante de los violines llamados Stradivarius Palatinos. Dentro del Palacio Real, además de las diferentes salas, podrás ver también obras pictóricas importantes de autores de la talla de Goya o Velázquez entre otros. Puede visitarse por dentro siguiendo los horarios y tarifas que os indican en la Web Palacio Real de Madrid.

Pegada al Palacio Real encontraremos la Catedral de Santa María de la Almudena, construida dentro del conjunto monumental del Palacio Real. Es una iglesia bastante nueva ya que la primera piedra se colocó en el año 1883 y su construcción no se finalizó hasta principios de los años 90, más de 100 años después (otra frase hecha: “las cosas de palacio van despacio”). La verdad es que esta catedral me resulta muy poco, o nada, atractiva, pero sobre gustos…

Tras visitar el Palacio Real y la Catedral, nos dirigiremos al cruce de la calle Bailén con la calle Mayor, donde se encuentra el Consejo de Estado y la Capitanía General. Subiremos por la calle Mayor y podremos encontrarnos la Plaza de la Villa, donde encontraremos dos palacios importantes.

  • El primero de ellos es el Palacio del Duque de Uceda o Palacio de los Consejos, construido en el siglo XVII por orden del Duque de Uceda valido de Felipe II (antigua Casa de la Villa o Ayuntamiento de Madrid).
  • El segundo es el Palacio de Abrantes, también del siglo XVII, se encuentra al otro lado de la calle y en él veremos actualmente la bandera de Italia, ya que allí se encuentra el Instituto de la Cultura Italiana.

PlazadelaVilla

Si continuamos por la Calle Mayor llegaremos a la Iglesia del Sacramento, única superviviente del antiguo Convento del Santísimo Sacramento. Es una pequeña pero bonita iglesia situada junto al Palacio de Uceda. Justo en frente de esta iglesia veremos una pequeñísima calle en subida que nos llevará hasta la Iglesia de San Nicolás de los Servitas, la iglesia más antigua de Madrid y en la que podemos ver un cimborrio de estilo mudéjar.

De vuelta a la calle Mayor y si seguimos andando un poco, más adelante llegaremos a la majestuosa y famosa Plaza Mayor, uno de los símbolos de Madrid y uno de los atractivos turísticos más importantes. Fue el centro de la vida social madrileña hasta la creación de la Puerta del Sol. La plaza está actualmente llena de comercios dedicados al turismo, especialmente restaurantes y bares que llenan la plaza con sus terrazas. Muy típico madrileño es comerse un bocadillo de calamares con una caña, y en esta zona encontraremos algunos bares muy buenos y castizos donde poder hacerlo.

PlazaMayor

En su origen, en este lugar, se celebraba un mercado, y tras el traslado de la corte a Madrid en 1561, Felipe II ordenó una remodelación del lugar, remodelación que se finalizó en el año 1619. La Plaza Mayor de Madrid, tal y como la conocemos hoy, es el resultado de una reconstrucción realizada en 1790 tras un incendió que la destruyó por completo. Destaca la “Casa de la Panadería”, la más antigua de la plaza construida en 1590, y la estatua de Felipe II colocada allí en el año 1848.

Estando en la Plaza Mayor es de obligada visita acercarse a:

  • El mercado de San Miguel: es un lugar histórico al que se le ha dado un nuevo uso, y el resultado es fascinante. Conserva su estructura original de hierro de principios del siglo XX, pero el interior está completamente reformado (reabierto en 2009). Para que este lugar se mantuviera con vida se decidió situar dentro del edificio negocios con una oferta gastronómica muy moderna y acorde con la sociedad actual, el resultado es fantástico, y realmente ha conseguido resucitar este lugar que ahora siempre está lleno de gente, de día y de noche.
  • Arco de Cuchilleros: es la puerta más famosa que da acceso a la Plaza Mayor y está situada en la esquina sur-oeste de la plaza. Su nombre se debe a la calle a la que da salida, la calle cuchilleros, en la que se encontraban comercios de este gremio. En la actualidad hay muchos más bares y restaurantes que cuchilleros, incluyendo el restaurante “Sobrino de Botín”, fundado en 1725 y que figura en el Libro Guinness de los Récords como el restaurante más antiguo del mundo.

Podemos optar luego por salir hacia la iglesia de San Andrés, en Latina, y ver la capilla de San Isidro dando un pequeño rodeo, o salir de la Plaza Mayor por la calle Postas hasta llegar a la Puerta del Sol.

Madrid Bear

En esta concurridísima plaza, se encuentra: la estatua del Oso y del Madroño (por cierto como información personal os diré que tengo uno –un madroño, no un oso- en casa), la estatua de Carlos III a caballo y el famoso reloj de la Puerta del Sol, desde donde se retransmiten desde 1962 las campanadas de fin de año.

Justo en la entrada a la Real Casa de Correos está el Kilómetro 0, lugar desde el que se empieza a contar los kilómetros de todas las carreteras radiales, así como una placa homenaje a los héroes del 2 de mayo de 1808 y a los muertos en los atentados del 11 de Marzo de 2004. Ahora la Real Casa de Correos es la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid (otros que viven como reyes).

Por último, y para terminar nuestra larga pero cultural caminata, saldremos de la Puerta del Sol por la calle Arenal (hay muchas tiendas de recuerdos amén de un Museo-Casa del Ratoncito Pérez, el Hada de los dientes si eres de un país “inglés”)

Recorreremos la calle hasta la mitad aproximadamente para visitar el convento de las Descalzas Reales, y la Iglesia de San Ginés, terminando como opción el recorrido tomando un típico chocolate con churros (o porras) en la chocolatería San Ginés, sita en la calle del mismo nombre (sí, justo al lado de la famosa discoteca de toda la vida, Joy Eslava).

Sé que me he dejado fuera muchas maravillas a visitar en mi ciudad (incluso algunas que también son parte del llamado Madrid de los Austrias como el Retiro), pero como veis, necesitaríamos muchos posts para abarcar la variedad que Madrid os puede ofrecer (solamente con la oferta cultural podríamos plantear un post específico que incluyera los grandes Museos de Madrid, el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen -habría que añadir a esta impresionante lista, aunque no os lo creáis, el cuarto “museo” más visitado de Madrid: el Santiago Bernabéu- o la gran oferta de musicales y obras de teatro representadas a lo largo y ancho de la ciudad). En cuanto al ocio ¿qué decir?

Espero que os planteéis mi propuesta, y que disfrutéis de todo lo que esta, mi ciudad, puede ofreceros. Me despediré de vosotros con una frase famosa de los madrileños:

“De Madrid al cielo… y desde el cielo un agujerito para verlo”

2 comentarios en “El Madrid de los Austrias

  1. Pingback: Monumental | Blog Luxury Rentals Madrid

  2. Pingback: Riña de gatos. Madrid 1936 (Eduardo Mendoza) – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.