Florencia: ARTE con mayúsculas (II)

2010-10-23-296En el post anterior nos quedamos, en nuestro recorrido por Florencia, en la Galería de la Academia, admirando el David de Miguel Ángel.

Una opción es acercarnos después, de nuevo a la Plaza del Duomo.

Tras disfrutar otra vez de las vistas exteriores de la Catedral Santa María del Fiore (Il Duomo), el Campanile de Giotto, y el Battistero de San Giovanni, y mientras la tarde va cayendo sobre Florencia, nos acercaremos, en dirección al río Arno, hasta:

Piazza della Signoria:

maparuta5parada

La Plaza de la Señoría es la plaza más importante de Florencia y adoptó su forma actual a mediados del siglo XIII. Siempre unida al poder civil incluye diversos monumentos a ver (y que Dan Brown repasa en su novela Inferno):

  • Palacio Vecchio: es el edificio más característico de la plaza, en la esquina sudeste, con su torre de tablero de ajedrez de 94 metros, robusta fachada y sólidas almenas cuadrangulares. En su entrada encontraréis las esculturas de Adán y Eva, una réplica del David de Miguel Ángel (aquí estuvo e original hasta 1873) y Hércules y Caco. Y en su interior, el Salón de los Quinientos, lugar fundamental en la trama de la novela de Brown (capítulos 34 y 35), donde el artista Vasari dejó su impronta.
  • Logia dei Lanzi: También llamada Logia della Signoria, es un pequeño museo al aire libre. En sus soportales se encuentran diversas esculturas comoEl Rapto de las Sabinas o Perseo con la cabeza de Medusa (Benvenuto Cellini,1554). Sin duda, es uno de los mejores lugares de Florencia para sentarse y descansar.
  • Fuente de Neptuno: Construida por Bartolomeo Ammannati y sus discípulos representaba el poder marítimo de la ciudad.
  • Estatua ecuestre de Cosme I: Obra de Giambologna en 1594.

Os dejo algunas fotos:

Una vez hayáis visitado la Plaza podéis acabar la tarde acercándoos hasta otro símbolo de Florencia:

El Puente Vecchio:

El Ponte Vecchio es a Florencia lo que el Coliseo es a Roma, y es que su imagen es la más conocida y representativa de la ciudad.

maparuta6parada

Los orígenes del "Puente Viejo" se remontan al año 1345 lo que le convierte en el puente de piedra más antiguo de Europa, y en los siglos XV y XVI sus casas colgantes estuvieron ocupadas por carniceros y matarifes pero, cuando la corte se mudó al Palacio Pitti, Fernando I ordenó cerrar las tiendas por el mal olor. Desde entonces las tiendas han sido ocupadas por joyeros y orfebres.

Por cierto, durante la Segunda Guerra Mundial, el Ponte Vecchio fue el único de los puentes de Florencia que no fue destruido por las tropas alemanas. Otro detalle curioso de épocas anteriores fue la construcción del Corredor Vasariano, un corredor que recorre la parte este del puente desde el Palacio Vecchio, ya mencionado, hasta el Palazzo Pitti, al otro lado del río Arno.

El Ponte Vecchio es el símbolo del romanticismo que inunda toda Florencia y, además de sus características casas colgantes, es famosa la cantidad de candados que eran colocados en éste como señal de amor (actualmente el rito sigue funcionando, pero cada muy poco tiempo las autoridades quitan los candados por la seguridad de la estructura).

Al atardecer, mucha gente se sienta a ver la puesta de sol mientras escucha a alguno de los artistas callejeros que intentan ganarse la vida en este puente. Aunque nosotros seguimos camino, os recomiendo hacer lo mismo, dejando para el siguiente día, si estáis cansados, el resto de tesoros que Florencia os aguarda.

Una buena opción para el domingo por la mañana, por ejemplo, sería madrugar y seguir vuestro recorrido también cerca del Puente Vecchio pero al otro lado del río Arno…

Palacio Pitti:

Importante también en la trama de Dan Brown de Inferno, es recomendable visitar los jardines Bobolí, que ubicados detrás el Palacio Pitti, esconden unos jardines que con 45.000 metros cuadrados se convierten en la zona verde más grande de Florencia (quizá, el único fallo de Florencia es la falta de zonas verdes o jardines), aunque de pago y con horario.

maparuta7parada

La historia del parque comenzó cuando la familia Médici compró el Palazzo Pitti en 1550. En sus inicios el parque abarcaba sólo la parte comprendida entre el palacio y el Forte di Belvedere. Fue en el siglo XVII cuando se extendió hasta el suroeste, pero no fueron abiertos al público hasta 1766.

Grutas, fuentes, pérgolas, un pequeño lago y cientos de estatuas de mármol, son algunas de las cosas que podréis disfrutar en el parque (uno de los lugares más importantes del jardín es el antiguo anfiteatro. En su centro se encuentra un obelisco egipcio que fue llevado desde la Villa Médici en Roma), pero si queréis recorrer los jardines completamente y sin prisa, deberéis dedicar al menos dos o tres horas (justito para un finde).

Galería Uffizi:

Volviendo a aprovechar vuestra situación en el mapa, cruzaremos de nuevo el río Arno por el Puente Vecchio, y a la derecha (número 10 del mapa) tendremos el museo conocido como galería Uffizi, una de las colecciones de pintura más ricas y famosas del mundo.

Reservad la entrada de forma anticipada, de ese modo podréis disfrutar de las salas de pintura, que están ordenadas cronológicamente y gracias a la estructura del museo es muy sencillo recorrerlas sin perderse. La parte más famosa es la referente al renacimiento italiano, con obras de genios como Botticelli (El Nacimiento de Venus), Leonardo da Vinci (La Anunciación y Adoración de los Magos), Miguel Ángel, Rafael (Virgen del jilguero) o Tiziano (La Venus de Urbino).

A la salida tomar dirección este para acercarnos hasta nuestra última parada…

Santa Croce:

maparuta8parada

La Iglesia de Santa Croce es la iglesia franciscana más grande del mundo. Con 115 metros de longitud y 38 metros de anchura, en Florencia sólo es superada en tamaño por la Catedral. Y tanto o más bonita que la mencionada Santa María Novella (ver primer post sobre Florencia)

Aunque el interior de la iglesia no es tan llamativo como el de Santa María Novella (aunque incluye un panteón con casi 300 tumbas donde podréis encontrar las de Galileo Galilei, Maquiavelo, o el propio Miguel Ángel), las esculturas y las pinturas que adornan sus paredes tienen un alto valor. En sus capillas podréis ver frescos de artistas como Giotto, Brunelleschi o Donatello.

La Plaza de Santa Croce, además de ser un lugar muy frecuentado por artistas callejeros, es el lugar elegido para desarrollar diversas actividades a lo largo del año.

p1020618

Bueno, por último, creo que con todo lo comentado ya tenéis los mimbres para poder componer una buena ruta y aprovechar los días de estancia de que dispongáis en la bella Florencia, especialmente si solo disponéis de un fin de semana. ¿Lo ideal? Tener más días y recorrer todo lo comentado (incluidos sus museos) con mayor tranquilidad, saboreando la obra de arte con mayúsculas que supone esta bellísima ciudad.

Hasta próximos posts, me despido de vosotros con algunas fotos tomadas a lo largo y ancho de la ciudad, esperando que os animéis a visitar Florencia. Ciao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.