Iacobus (Matilde Asensi)

PortadaIacobusHace poco más de un año comencé la aventura de escribir el presente blog; la idea inicial, y que todavía mantengo, es recomendar una novela a todo aquel que quiera leerme (no puedo quejarme, pues ya me habéis visitado desde treinta y ocho países del mundo). Y también, recomendaros un viaje al lugar, ya sea país o ciudad, donde transcurre la historia de dicha novela. Quedan muchas novelas o viajes a recomendar, pero como el camino se hace andando, poco a poco iremos conociendo historias y lugares que merecen la pena, en mi opinión, leer o visitar. Y hablando de camino, en esta ocasión quiero recomendaros un viaje muy especial y de recuerdos fantásticos: el Camino de Santiago.

Sobre el mismo, escribiré varios posts porque en mi opinión lo merece, ahora, sin embargo, toca recomendaros una novela que se desarrolle en el Camino: tenía varias alternativas que transcurren en su itinerario ya que se han escrito muchas, pero, en contra de lo habitual, también comentaré que no todas me han gustado:

Por ejemplo, hace pocos días conseguí finalizar “El peregrino de Compostela, Diario de un mago” de Paulo Coelho. He dicho conseguir, sí, y es que soy algo maniático en cuanto a que me cuesta horrores no acabar una novela que esté leyendo, aunque no me esté gustando nada (quizá sea optimista, siempre pienso que en algún párrafo comenzará a ir mejor, aunque rara vez lo haga). Por cierto con las películas me ocurre algo similar, y eso implica que me he tragado auténticos bodrios pensando que lo bueno lo habían dejado para el final. Aunque, realmente, no consigo recordar muchas ocasiones (me sobran dedos de una mano) en las que haya dejado de leer las últimas palabras de un autor o mirar aburrido los últimos fotogramas de una película.

PauloCoelhoEn el caso, como comentaba, de la primera novela publicada del brasileño Paulo Coelho, ha sido costoso para mí no abandonar a mitad de sus doscientas páginas: doscientas que podían haberse escrito en una cuarta parte con facilidad ya que el autor se repite constantemente y más bien parece que ha alargado una buena historia sin ninguna necesidad. Coelho, tras recorrer a pie el mismo el Camino (tengo alguna duda en este sentido, pero no soy yo quién vaya a poner en duda que realmente hiciera la peregrinación), escribe un diario escrito en primera persona sobre un hombre (el mismo, ya que se supone autobiográfico), el cual pertenece a la Orden del RAM (del latín: Regnum, Agnus, Mundi, "Rigor, Amor, Misericordia") que decide recorrer el Camino francés hasta Santiago en la búsqueda de una espada que le otorgará el poder de ascender a Maestre y por tanto, a una categoría espiritual superior.

La búsqueda de Coelho acaba mostrando una amalgama formada en la mente del autor entre sus creencias religiosas y estudios de nueva era pseudoreligiosa. Por cierto, si alguién me dice que se había fumado unos cartones de "cigarrillos" mientras escribía esta novela, se lo compro porque la misticidad extraña de algunos pasajes, la verdad, acaba siendo muy difícil de digerir, al menos en una mente pragmática como la mía.

Como habéis podido ver hasta ahora, no tengo costumbre de criticar negativamente ninguna novela por eso, comentar que como dato positivo, también debo decir que la misma incluye párrafos que expresan mensajes sobre la vida cotidiana que pueden ser útiles en cuanto le permiten al lector reflexionar sobre su vida misma, y encontrarse, si uno estaba perdido, tras llegar a Santiago de Compostela.

Por otro lado, sí hay otra novela que transcurre en el Camino de Santiago o Ruta Jacobea que me gustó y con la que pongo título al presente post: Iacobus, de una autora con la que también empecé este viaje personal a través del blog por el mundo hace un año: Matilde Asensi.

SINOPSIS: Galcerán de Born es un caballero de la orden de los hospitalarios, enemigos de los templarios. Su gran capacidad para resolver enigmas llega a oídos del Papa Juan XXII quien decide encargarle una misión: descubrir a los culpables de las muertes del Papa Clemente, del rey Felipe y de Guillermo de Nogaret. Con la ayuda de Jonás, su hijo, aunque éste aún no sabe lo que es y de Sara, la hechicera judía de pelo blanco, consiguen la prueba definitiva que implicaba a los templarios en estos asesinatos, como venganza por haber quemado en la hoguera al gran Maestre del Temple. Además, descubrieron en un pergamino, que el oro que los templarios tenían cuando fueron abolidos por el anterior papa había sido escondido a lo largo del Camino de Santiago en lugares señalados con la cruz de oro, la Tau. Juan XXII encomienda a Galcerán una nueva misión: hacerse pasar por un peregrino y descubrir los escondites secretos del tesoro templario: más de mil quinientos cofres llenos de oro, plata y piedras preciosas. En Las Médulas, un laberinto bajo tierra, encontraron uno de los mayores secretos de la Historia: el Arca de la Alianza.

Os adjunto foto del Castillo Templario de Ponferrada:

castillo templario Ponferrada

Quizá sea el mejor libro de Matilde Asensi: Iacobus es una novela histórica pero de aventuras al más puro estilo del género (recuerda incluso a Indiana Jones tanto por la búsqueda de reliquias como el carácter del personaje), con toques de humor y misterio pero, absolutamente entretenida. Destacaría por su originalidad y frescura, su falta de pretensiones históricas o místicas y por su total rendición al entretenimiento de un lector agradecido. Con una prosa ágil, llena de buenos diálogos que impedían el aburrimiento y unas descripciones perfectas que lograban imaginarse cada uno de los escenarios en que se movía Galcerán de Born, también debo recomendar esta novela por la excelente descripción que la autora alicantina realiza del Camino de Santiago existente a principios del siglo XIV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.