Ira Dei (Mariano Gambín)

Portada_Ira_DeiEn ocasiones hay novelas que se descubren ante uno porque te la ha recomendado un amigo, has oído hablar de ella en un programa de televisión o radio, o simplemente se presenta ante ti en un escaparate o en el sector de novelas de unos grandes almacenes. En otras ocasiones uno es el que consigue descubrir novelas interesantes porque las busca con ahínco. Este es el caso de la “trilogía” que hoy traigo ante vosotros: Ira Dei.

¿Cómo la descubrí? La respuesta es sencilla: buscaba alguna novela cuya historia transcurriera en Tenerife, isla donde viví 7 años de mi infancia, y rincón maravilloso de nuestra rica geografía al que, en ocasiones posteriores, he podido viajar.

Y la verdad, fue todo un descubrimiento desde que comencé las primeras frases y ya no pude soltarla hasta el final, y es que Ira Dei se parece mucho a su portada: oscura, irrespirable, opresiva… misteriosa. Pero también atrapante y tentadora, esa sensación ambigua de tener miedo a la oscuridad pero no poder dejar de mirar, en lugar de taparse con las sábanas.

Además, Ira Dei esconde otra grata sorpresa: no es una novela sino el título de tres novelas sitas en San Cristóbal de la Laguna y Santa Cruz de Tenerife, con los mismos personajes pero independientes entre sí (por ello había entrecomillado trilogía). Yo he leído las tres novelas de la Laguna del tirón pero podéis intercalarlas entre vuestras lecturas preferidas y pendientes sin problemas.

Comenzando con la primera (Ira Dei a secas), donde, como decía, el escenario de los acontecimientos es La Laguna, comentar a modo de sinopsis que, los trabajos de excavación de una obra dejan al descubierto una antigua cripta que esconde un oscuro secreto, cientos de cadáveres amontonados y asesinados en el siglo XVIII (punto común con Los asesinatos en Manhattan, ya comentada anteriormente). Simultáneamente comienzan a sucederse una serie de crímenes, investigados por el inspector Galán, que siembran el terror de la ciudad. Todo parece indicar que se trata de un asesino en serie, ya que el punto común de ambos casos es el modus operandi del asesino: tantos a estos como a aquellos les arrancaron la cabellera con un arma blanca. Los crímenes están separados en el tiempo pero parecen tener algún tipo de relación.

Y listo: estás atrapado. Olvídate del mundo. Todo lo que querrás hacer es LEER.

Es cierto que no estamos ante un libro  que cambia los cánones de la literatura. Tampoco es para tanto. Podríamos decir, incluso, que más o menos va por los mismos caminos que muchas novelas negras y que entonces nos encontraremos con lo previsible: disparos, sospechosos, muertes, personajes misteriosos y un puzzle para resolver. Pero está muy bien escrita… con apenas 320 páginas que incluyen un ritmo trepidante y dinámico, una novela fresca que engancha desde la primera página.

El autor, Mariano Gambín, logra que vivamos la historia a través de cuatro personajes principales: Marta Herrero, arqueóloga, convocada para analizar los cuerpos encontrados en la cripta, Antonio Galán, el mencionado inspector a cargo de la investigación, su amigo Luis Ariosto (para mí el mejor y más logrado personaje) que destila inteligencia y lucidez, y la periodista Sandra Clavijo, que de simple redactora se encontrará con la posibilidad latente de ganarse el respeto del mundo de los medios de comunicación. Los cuatro personajes, cada uno a su manera, serán los culpables de ir abriendo las investigaciones para que nosotros, como lectores, nos llenemos de dudas, sospechas, enigmas y entonces cada una de las piezas del puzzle parezcan imposibles de unir. Pero se unen y muy bien, gracias a un recurso que no voy a contarles (desvelaría mucho la trama) pero con el que el autor de Ira Dei hace creíble el final de la historia.

Portada_El_Círculo_PlatónicoLos mismos personajes nos encontraremos en Ira Dei, el círculo platónico, la segunda novela de la “trilogía” de La Laguna, Pero en este caso la trama es completamente diferente a la primera: una crisis internacional se desata en Tenerife con el secuestro del embajador vaticano.

Los cuatro personajes ya mencionados, se unirán para descubrir primero si el secuestro es cierto, pues ni sus más próximos se han apercibido de ello, y en segundo lugar para desentrañar la “gincana” que el o los secuestradores les han planteado para poder encontrar al Nuncio. ¿Llegarán entre los cuatro aunando fuerzas y conocimientos a desvelar el misterio que se esconde tras el secuestro? Hasta aquí puedo hablar... para averiguarlo solo tenéis que leer el libro.

De estructura o argumento que recuerda en ciertos momentos a Ángeles y Demonios de Dan Brown, añadir que Gambín, gracias a su gran conocimiento como historiador de los lugares donde se desarrolla la trama de la novela y su magnífica descripción de La Laguna (declarada Patrimonio de la Humanidad) nos sumerge en la historia de la ciudad, y entre las páginas del  libro, como si realmente fuéramos uno de los personajes.

Los paisajes detallados no son inventados, existen realmente y eso hace que el libro y la historia sean casi reales. Preguntándonos recorriendo La Laguna renacentista y barroca, La Laguna de los conventos, y visitando sus iglesias o admirando sus obras de arte, si quizás esta historia podría haber pasado o podría llegar a pasar.

Portada_La_Casa_LercaroLa última novela (aunque espero que no, que Gambín nos vuelva a regalar otras) de la “trilogía” se titula Ira Dei, la Casa Lercaro.

Esta vez, la trama gira en torno a la leyenda urbana más popular de la ciudad: el fantasma de Catalina Lercaro. Con la casona que hoy acoge el Museo de Historia de Tenerife como escenario principal.  El autor utiliza el halo de misterio que envuelve este inmueble de la calle San Agustín para recrear su historia.

Aunque los hechos ocurren en la actualidad, Ira Dei no solo habla de la Casa Lercaro sino también de sus antiguos ocupantes: la familia Lercaro.

También de otro personaje mítico de la historia de La Laguna que se cuela en la novela: el pirata Amaro Pargo (en la trama aparece como socio de uno de los Lercaro). La disputa por su herencia y tesoro, la actividad comercial de la ciudad, su clima frío y húmedo y la soledad de unas noches dominadas por el silencio sepulcral junto a las leyendas de Catalina Lercaro y Amaro Pargo componen el ambiente histórico de la última obra de Gambín, recurriendo al mismo ritmo trepidante que las dos primeras novelas.

En Amazon tenéis disponibles las tres, en los siguientes enlaces:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.