La Palma: la isla bonita

la-palma-canarias-mapa-3dLa Palma es la isla que se encuentra en el extremo más noroccidental de las Islas Canarias, y cuyo nombre histórico es San Miguel de La Palma, tiene una superficie de 708 kms2, y 85.000 habitantes, uno arriba, uno abajo.

Cuenta con una amplia diversidad paisajista y climática: abrupta, alta, escarpada, verde, volcánica, son algunos de los adjetivos que hacen de esta belleza una excusa buenísima para recorrerla.

Recomiendo que os planifiquéis bien si queréis conocerla, ya sea en coche, y como no, mediante unas increíbles rutas de senderismo que harán vuestra visita un viaje inolvidable. Para ello visitad http://www.senderosdelapalma.es/ ya que con casi 1.000 kilómetros esmeradamente señalizados tendréis para elegir aquellos senderos que se amolden mejor a vuestra resistencia y disponibilidad de tiempo: desde los de color verde (máx. 10 kms.) hasta el rojo (que puede durar varios días), y pasando por el amarillo (hasta 6 horas)

Comentar que en La niebla y la doncella comentada en anteriores posts, Bavilacqua y Chamorro se ven obligados a desplazarse a la isla de La Palma para interrogar a una testigo importante y aunque tenían previsto volver en el mismo día a La Gomera, por dificultades climatológicas se ven obligados a pernoctar allí, aprovechando para hacer turismo. Con el mismo objetivo hace unos quince años visité también yo la isla, acercándome a los principales reclamos turísticos de la isla que os paso a recomendar resumidamente:

Santa Cruz de la Palma:

Aunque nosotros pernoctamos en un hotel en la costa oeste (en Puerto Naos, recordando que tiene playa… de arena negra), la capital de La Palma mereció y merece una visita. Cuenta con un puerto comercial y el aeropuerto cercano de la isla.

Santa_cruz_de_la_palmaEs muy pequeña pero también entrañable, y ha sido declarada en su totalidad como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico-Artístico, gracias a los valiosos edificios y rincones que alberga en sus principales calles (destacar la calle Real, la Avenida Marítima, la calle Virgen de la Luz o la calle San Sebastián), como por ejemplo el Ayuntamiento, la plaza de España, la fuente y la iglesia del Salvador, la placeta del Borrero, la plaza de la Alameda con el Barco de la Virgen, o el Castillo de Santa Catalina.

Caldera de Taburiente:

El núcleo principal del parque del mismo nombre es la cabecera del Barranco de Las Angustias cuya forma semicircular de 8 kms de diámetro y más de 2.000 metros de altitud le confiere, aún sin serlo, el aspecto de un enorme cráter o caldera volcánica.

Dejaremos el coche propio abajo y subiremos en un todoterreno o pequeño autobús local hasta el mejor enclave para observar este impresionante conjunto de cumbres: el Mirador de los Brecitos. Desde ahí, si el día está despejado, se puede divisar el collado conocido como La Cumbrecita y el Pico Bejenado, el único pico aislado del parque nacional.

Caldera_de_Taburiente

A partir del Mirador descenderemos a lo largo de unos 6 kilómetros. La ruta discurre por un valioso ecosistema de pinar canario que no presenta ningún tipo de dificultad más allá de si tienes un poco de vértigo. En el camino encontrarás fuentes como la de La Mula, cursos de agua de barrancos como el Ciempiés o el de Las Traves y especies típicas de la laurisilva canaria en las zonas más umbrías. Haz un alto en el camino en el Mirador del Tagasaste.

Pronto alcanzaremos el cauce del río Taburiente y la zona conocida como Playa de Taburiente. Este precioso spa natural en forma de rambla es una de las joyas del parque. Descálzate, sumerge tus pies en las charcas naturales y relájate en este idílico escenario enmarcado por el Roque del Huso y el Roque Salvaje. En este punto se encuentra el Centro de Servicios donde conviene comer y visitar los aseos públicos.

Tras esta parte tan relajada se inicia un fuerte descenso denominado La Cuesta del Reventón (su nombre hace honor a su fisonomía). Llegaréis al Roque Idafedonde bajo el mismo confluyen las aguas transparentes del Barranco del Almendro Amargo y las del Limonero o Rivanceras, de lecho amarillo. Subiendo por el cauce del Limonero, a unos 500 metros aproximadamente, encontraremos otro de los enclaves estrella del parque, la Cascada de Colores (una obra de arte de la naturaleza). De vuelta al sendero, desde Dos Aguas (punto de confluencia de los barrancos de Taburiente y de Almendro Amargo) y hasta el mar, el barranco se conoce como Barranco de Las Angustias. Y tras unas preciosas 6 horas (nosotros andamos muy rápido y por ello bajamos considerablemente ese tiempo, pero no somos un buena medida de tiempo como os decía), llegaréis a vuestro coche

Roque de los muchachos:

Sin duda uno de sus más turísticos lugares y lugar que Lorenzo Silva describe del siguiente modo

“La carretera continuó ascendiendo durante un buen rato. A medida que fuimos ganando altitud, el bosque de laurisilva dio paso a otro de pinos. La niebla empezó a deshacerse, y en algunos recodos, al mirar abajo, se atisbaba el azul del océano. Habíamos subido mucho ya. El pinar era magnífico, con ejemplares de gran alzada. La pinaza cubría como una tupida alfombra el suelo sobre el que pronto se desvaneció el último jirón de niebla. No podía negarse que la naturaleza había sido generosa con aquella isla.”

Y a la que sigue un curioso diálogo en la que se afirma como esta isla deslumbró tanto a Madonna (sí la cantante) que le dedicó hasta una canción que os sonará: Isla bonita

¿Recordáis la letra?

Tropical the island breeze
All of nature wild and free
This is where I long to be
La isla bonita

roque_de_los_muchachos

Bosque de los Tilos:

Al noroeste de la isla (ojo con la carretera que vienen curvas) se encuentra uno de los bosques de laurisilva más importantes del archipiélago canario.

TilosSe trata de un ecosistema heredado de la época terciaria y declarado Zona Núcleo de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma, donde destacan los tiles, palos blancos, laureles, madroños (curioso sin duda para un madrileño como yo, que por cierto tiene uno en casa), brezos, extraordinarios helechos gigantes y demás flora cuyos nombres desconozco por completo.

La zona es ideal para dejar el coche, darse un paseo ya que ofrece buenísimas opciones de senderismo. La ruta más larga llega hasta los Nacientes de Marcos y Cordero, y las versiones más cortas, hasta el Mirador del Espigón Atravesado o hasta el Mirador de las Barandas.

Fuencaliente:

Por último mencionaros también otra recomendación: recorrer uno de los principales senderos de la Isla de La Palma, que finaliza en el Faro de Fuencaliente, al sur. En esta zona, marcada por las erupciones que dejaron a su paso extensos campos de lava, se encuentra uno de los volcanes más bonitos de la isla, el Volcán de San Antonio, las vistas del océano Atlántico os dejarán sin habla.

ruta_de_los_volcanes

Un comentario en “La Palma: la isla bonita

  1. Pingback: Orquídeas negras (Juan Bolea) – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.