Los asesinatos de Manhattan (D. Preston y L. Child)

P831610.jpgDurante los trabajos de excavación para construir un nuevo bloque de apartamentos en pleno Manhattan, los obreros hacen un descubrimiento espeluznante: un sótano con los restos de treinta y seis personas torturadas y mutiladas, víctimas de un asesino que aterrorizó a la ciudad de Nueva York a finales del siglo XIX. Con el alcalde presionado por el constructor, el FBI envía a su mejor hombre, el agente especial Pendergast. Éste convence a una arqueóloga, la doctora Nora Kelly, del Museo de Historia Natural, para que examine el yacimiento antes de que lo destruyan y le ayude a resolver el misterio de aquellas muertes.

Pero ese sótano-tumba era parte de una casa que alojaba un gabinete de curiosidades (The Cabinet of Curiosities es el título original de la presente novela), y el jefe de Kelly, el vicepresidente del Museo de Historia Natural, no ve con buenos ojos que la arqueóloga ayude a Pendergast en su búsqueda de pistas, ya que el Museo es el mayor depositario de los fondos de esos gabinetes. Y a Pendergast le pondrán encima un "enlace" de la policía de la ciudad, más como espía que como colaborador.

Lo que era solo una inquietante investigación histórica se convierte en la caza desesperada de un cruel asesino, cuando sobre la ciudad se abate una oleada de asesinatos con el mismo modus operandi a los de un siglo atrás… Manhattan vuelve a ser víctima del pánico.

La novela Los asesinatos de Manhattan (disponible en varias librerías como amazon o la casa del libro) supone la tercera de una larga lista de 12 novelas publicadas por Douglas Preston y Lincoln Child con el agente Pendergast como protagonista. ¿Por qué postear entonces sobre ésta? Pues bien la explicación es muy sencilla, aunque ya tiene unos años, fue la primera que leí de estos autores y porque fue la que más huella indeleble dejó en mí, tanto, que no sólo he leído las que tenían a este agente originario de Nueva Orleans como actor principal, sino todas las que esta pareja de autores ha ido publicando.

Recomiendo, tanto esta novela como las que le siguieron con el agente Pendergast como portagonista, por varias razones. En primer lugar, por la localización donde se desarrolla la novela, ya que me servirá de excusa perfecta para recomendar junto con la misma un viaje que todo el mundo que pueda, debe realizar: Nueva York (sé que hay otras novelas que representan quizá mejor a la "Gran Manzana", las comentaré en el próximo post).

En segundo lugar, está bien documentadas (por ejemplo y en especial el Museo de Historia Natural), y eso transmite un entorno beneficioso para la credibilidad de la historia. Tercero, los autores son muy detallistas provocando la curiosidad del lector. ¿Cuarta razón para recomendar las novelas de Pendergast? cumplen con las reglas básicas del buen bestseller: personajes con los que empatizar, malvados potentes, situaciones límite y un manejo extremadamente cuidado de la tensión y el suspense. Y, por último, una mezcla de géneros que resulta sin duda atractiva: policiaco + terror + histórico = éxito

Tal vez lo mejor y lo peor de las novelas mencionadas sea precisamente su protagonista, el agente especial del FBI Aloysius X. L. Pendergast, quién procede de una familia con tendencia a la locura (una rama fueron aristócratas franceses venidos a menos, y otra, moradores de los pantanos del profundo sur de Nueva Orleans). Mientras estudiaba en un internado de Inglaterra, la casa de su infancia se destruyó en un incendio en el que murieron sus padres. Tiene el pelo rubio, casi blanco, rasgos finos, con la piel pálida, casi cadavérica, ojos plateados. Habla varios idiomas: mandarín, cantonés... pero conserva su acento de clase alta del sur de Estados Unidos. Seguro de sí mismo, trabaja solo. Utiliza métodos que son poco ortodoxos pero funcionan. Practica la meditación mediante técnicas budistas que le permite viajar en el espacio y en el tiempo. Capta deprisa a las personas y las manipula del modo más adecuado para conseguir sus fines. Tiene mucho dinero, herencia de su familia, tanto que mantiene dos casas en Manhattan, una en el edificio Dakota (lugar donde cayó asesinado John Lennon el 8 de diciembre de 1980 y donde todavía reside su viuda Yoko Ono). La otra es una mansión en Harlem.

En mi opinión, demasiado rico, demasiado listo, demasiado perfecto, tanto que puede resultar poco creíble, pero al menos, en esta novela, los autores se dan cuenta de eso, y le dotan de una historia personal oculta que transmite una sensación de personaje torturado y oscuro, incluso de antihéroe (en algunas de las novelas posteriores a veces no lo consiguen y por ello bajan algo el nivel de éstas).

Sobre los autores comentar que forman un extraño dúo de enorme éxito dentro del mundo de los bestsellers. ¿Y por qué digo extraño? Intentaré explicarme: Douglas Preston comenzó su carrera profesional en el Museo de Historia Natural de Nueva York como editor y escritor de publicaciones. En esta ciudad escribió su primera novela en 1986 y curiosamente su editor fue Lincoln Child. Posteriormente decidió dedicarse en cuerpo y alma a escribir y se fue a vivir ¡a 3.000 kilómetros! (a Santa Fe exactamente). Escribió una segunda novela, de nuevo con L. Child como editor (que seguía viviendo en New Jersey –costa este-). Congeniaron tan bien que decidieron intentarlo juntos, y establecieron una alianza a distancia que finalmente ha funcionado de maravilla (daría parte de mi sueldo -que la verdad no es mucho- en averiguar cómo narices se dividen el trabajo, es decir qué parte concreta de la novela es de cada uno).

Mencionaros que, además de esta serie con Pedergast como protagonista principal, Preston y Child han escrito 6 bestsellers más con diferentes temáticas (en este caso sí hay alguna a recomendar como El pozo de la muerte o Más allá del hielo) formando una pareja profesional sin comparativa dentro del difícil mundo de las novelas policíacas. Mención aparte son sus exitosas carreras en solitario (y en paralelo), no dudéis que escribiré sobre ellas en posts posteriores.

Un comentario en “Los asesinatos de Manhattan (D. Preston y L. Child)

  1. Pingback: Ira Dei (Mariano Gambín) – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.