Nueva York en las novelas

NovelasdeNuevaYorkEn este post quería recordaros el porqué principal de este blog: recomendar novelas que a lo largo de estos años me han gustado y con ellas, aconsejar un viaje a las ciudades o lugares donde transcurren dichas novelas: sin duda, a la hora de viajar, una experiencia deliciosa es poder recorrer una ciudad de capítulo en capítulo. Encontrar un callejón que es párrafo, un monumento que es descripción y balcones que son diálogos.

En el caso que nos ocupaba en el anterior post (Los asesinatos de Manhattan) el viaje que comentaré en unos días será, como es obvio, Nueva York. Sé que a muchos de vosotros, cuando penséis en esa ciudad, os vendrán a la cabeza otras novelas que hayáis leído y cuya historia transcurre también en la “Gran Manzana”; yo he elegido la mencionada pero abro el abanico a muchas otras opciones, de estilo muy diferente, que también son altamente recomendables y que quizá os puedan interesar:

  • La edad de la inocencia de Edith Wharton, publicada en 1920 y galardonada con el Premio Pulitzer al año siguiente (podéis encontrarla en amazon). La acción transcurre en la década de 1870 entre los miembros de la alta sociedad neoyorquina de esa época. Conocida es la adaptación al cine de Martin Scorsese de 1993, con Óscar a mejor vestuario y con Michelle Pfeiffer, Daniel Day-Lewis y Winona Ryder como principales actores (esta última recibió un Globo de Oro por su interpretación)
  • El Gran Gatsby de F. S. Fitzgerald, publicada en 1925 (en fnac podéis encontrar diversas ediciones), refleja muy bien la época dorada del jazz de los años veinte. También ha tenido varias adaptaciones al cine, destacando la cinta de 1974 donde Robert Redford y Mia Farrow asumen los principales papeles protagonistas, o la última con Leonardo DiCaprio y de la que os dejo un enlace al trailer:

  • Trópico de Capricornio de Henry Miller, novela semi-autobiográfica, publicada en París en 1938 y prohibida durante años en Estados Unidos por su “alto” erotismo. Se trata de una secuela de Trópico de Cáncer (1934) del mismo autor y que transcurre en la ciudad del Sena. Ambientada como El Gran Gatsby en la Nueva York de la década de 1920, sin embargo, son completamente diferentes.
  • El guardián en el centeno de J. D. Salinger (1951), disponible en muchas librerías y un clásico de la literatura estadounidense (también uno de las novelas que aparece en la lista de las más vendidas de la historia –prometo hacer un día un post sobre dicha lista- con más de 65 millones de ejemplares). La grandeza de esta novela reside sobre todo en el espectacular impacto que produjo en la sociedad norteamericana la salida al mercado de este pequeño gran atlas de la psicología adolescente, impacto cuyo eco siguió resonando casi con la misma fuerza durante varias décadas más. Tanto es así, que la obra de Salinger se ha convertido en lectura obligada y novela de culto para millones de jóvenes y otros que no lo son tanto, siendo objeto de estudio en los institutos estadounidenses desde hace ya mucho tiempo.
  • Desayuno en Tifanny’s de Truman Capote, publicada en 1958. Es más conocido el título por la película homónima y protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard (¡sí, el coronel John Hannibal Smith del Equipo A para los cuarentañeros!) en 1961. La comedia fue dirigida por el gran Blake Edwards y sin duda, la banda sonora (Henry Mancini) y la canción Moon River pasarán a la historia (Óscar a ambas) igual que su protagonista femenina por la siguiente escena:

  • Trilogía de New York de Paul Auster. Este volumen aunque editado como uno, recoge en realidad tres novelas cortas publicadas entre 1985 y 1987: La ciudad de cristal, Fantasmas, La habitación cerrada. La editorial Anagrama vende estas novelas como thrillers y lo cierto es que pueden adscribirse perfectamente en ese género, aunque de una forma muy peculiar, pues el lector queda envuelto en una oscuridad que aparentemente apunta a algo mucho más sofisticado que el típico misterio de las novelas de suspense de toda la vida.
  • La hoguera de las vanidades de Tom Wolfe, donde el autor satiriza las costumbres de los adinerados ejecutivos que dominaban Nueva York en la década de los 80 (la novela se publicó en 1987). Conocida también es la pasable película del mismo nombre dirigida por Brian de Palma en 1990 y donde actúan Tom Hanks, Melanie Griffith y Bruce Willis
  • American Psycho (1991) de Bret Easton Ellis, constituye una de las críticas más feroces que un escritor norteamericano ha hecho a su propio país: una sociedad autocomplaciente y orgullosa de si misma. Para su denuncia, el autor ha escogido un camino arriesgado: Patrick Bateman, el protagonista, no es un rebelde ni un paria; Patrick es un joven de éxito que, sin embargo, también es capaz de violar, torturar y asesinar. La impactante novela es de alguna forma el oscuro complemento de La hoguera de las vanidades mencionada anteriormente, ya que descubre aquellos puntos negros de la vida de los supuestos ejecutivos triunfadores de la década de los 80 que la novela de Tom Wolfe obviaba. La adaptación al cine (2000) con el excelente Christian Bale como el bróker asesino Bateman (curioso que años después sea Batman en Gotham=Nueva York para algunos). Sin duda no os dejará indiferentes (podéis encontrar tanto la novela como la película en amazon). Os adelanto un pequeño tráiler para los que no hayáis leído la novela o para el que no haya visto aún la película:

Seguramente me he dejado en el tintero alguna novela que transcurra en Nueva York, mil perdones por ello, pero las mencionadas son las que me he acordado, o las que he tenido la oportunidad de leer. ¡A disfrutar de la lectura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.