Orlando (V): Disney’s Hollywood Studios

Sombrero_MGMLas lluvias intermitentes no acababan de dejar Orlando. Pero el quinto día de nuestra estancia por estos lares nos levantó con un día despejado. Tocaba visitar el parque temático de Disney dedicado a las famosas películas realizadas en sus estudios de la costa oeste.

Aunque sobre estas películas hay que matizar algo previamente: tras un acuerdo sin precedentes, el pez pequeño se comió al grande. Hace ya 8 años la casa del ratón Mickey compró a la innovadora Pixar (Steve Jobs) y el parque de atracciones que os traigo al blog recoge sin duda, el espíritu de ambas fábricas de sueños, pero especialmente destacable es el peso de las genialidades de John Lasseter (Toy Story, Cars) a lo largo de vuestra visita al parque de atracciones.

Otra cuestión es que además, veréis algunas atracciones y shows relacionados con películas que no os sonarán a Disney: para empezar el espectacular show de Indiana Jones, donde unos especialistas recrean las escenas más famosas de las 4 películas protagonizadas por Harrison Ford.

IndianaJonesO por ejemplo la atracción (un impresionante 4D) que os espera a continuación (ver mapa donde se indica Star Tours), dedicada a La guerra de las galaxias o Star Wars

IMG_0583Y es que Disney también compró hace poquísimo años la empresa de George Lucas, por lo que, en estos casos…

“ghhhh, ghhhh, Disney no es su padre”.

(lo sé, es difícil imitar la voz de Darth Wader por escrito, pero haced un esfuerzo imaginativo)

Tras disfrutar de una excelente exhibición en 3D de los Teleñecos (Muppets en inglés) seguimos el recorrido del mapa que a continuación os dejo:

MapaWaltDisneyStudiosDebéis estar atentos a los horarios de los shows para organizar vuestra visita. En nuestro caso comenzaba el show Lights, Motors, Action! por lo que seguimos a la multitud hasta el inmenso graderío del Extreme Stunt Show, donde un gran plato que imita las calles de una ciudad sirve de decorado para una rugiente exhibición, con persecuciones, saltos y trucos (que explican), de diferentes medios de transporte: coches, motos, y hasta lanchas. Realmente impresionante. Por cierto, como cierre del show hace su aparición una de las estrellas de Pixar, ¿lo reconocéis?

CarsDespués del olor de gasolina y llanta quemada, nos dedicamos a que las niñas se hicieran fotos con algunos de los personajes que te puedes ir encontrando a lo largo del parque: Phineas y Ferb, Mike Wazowski (el “ojo” de Monsters Inc), Manny Manitas, los principales personajes de Toy Story, o de los Increíbles, Winnie the Pooh (aún recuerdo la ilusión especialmente de las más pequeñas con el pequeño oso), o el mismísimo Mickey (sí, hasta yo me hice la foto con el ratón de Disney).

Otras atracciones que merecen la pena una visita son el parque infantil dedicado a Cariño, he encogido a los niños!, donde los toboganes, laberintos y columpios se entremezclan en un decorado de dimensiones gigantescas. O por ejemplo The Great Movie Ride, donde montaréis un vehículo que tranquilamente sentado te llevará a través de las escenas de algunas de las más grandes películas de la historia, desde las películas de gánsteres de la década de 1930 hasta clásicos contemporáneos de ciencia-ficción.

DibujoDaiseyTambién podréis disfrutar de Toy Story Manía o del Viaje de la Sirenita (musical submarino muy bien montado), o de recibir una charla de un dibujante de Disney donde os enseñarán algunos trucos para pintar alguno de los personajes más famosos del mundo Disney

Como se puede ver ¡no nos enseñaron del todo mal a los cuatro entusiastas!

Volviendo a consultar el horario del parque tocaba el turno de disfrutar del musical de la Bella y la Bestia. Cierto es que comenzó a llover a la salida, pero aún nos esperaban muchas maravillas: por ejemplo, la impresionante montaña rusa interior Rock’n’roller Coaster starring Aerosmith, sí, habéis leído bien, dedicada a Aerosmith (no apta para niños, disfruté como uno mientras sonaba a todo volumen en las bajadas y giros Janie’s got a gun). Ya de noche también disfrutamos de Fantasmic, un espectáculo de luces, agua y fuegos artificiales que merece sin duda, la pena; eso sí salen muchos de los personajes malvados de las películas de Disney, por lo que a los más peques puede darles algo de miedo. Por cierto, para que los mayores no os quedéis sin vuestra respectiva dosis de terror visitad la Torre del Terror. No tiene pérdida, simplemente seguid los gritos que se oyen por todo el parque, cuando te lanzan 13 pisos al vacío.

Tocaba poner punto final a nuestra visita al magnífico Disney’s Hollywood Studios. Con chubasquero, paseando por el maravilloso y navideño Boulevard principal, me despido con una galería de fotos que espero os guste:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.