Orquídeas negras (Juan Bolea)

portadaEn esta ocasión os quiero recomendar un libro que he leído este pasado verano, se trata de “Orquídeas Negras”, de Juan Bolea (periodista, licenciado en Geografía e Historia, y escritor, nacido en Cádiz en 1959, aunque vive en Zaragoza)

Una novela en donde se masca la esencia del cine negro y cuya trama se centra en la isla de El Hierro.

Richard Dax es un vulcanólogo. Al principio, es enviado unas semanas a la Palma (de la que ya he hablado en mi blog, ver post), pero cumplidas las primeras fases de su misión acepta un trabajo en la inhóspita isla de El Hierro.

Acude a aquel paraje "lunar" para refugiarse de un pasado dramático. Allí se encuentra rodeado de una serie de personajes extraños (uno de sus vecinos es un extraño artista y el otro un investigador del endémico lagarto gigante de El Hierro) y se enamora de la joven esposa de una vieja gloria del cine español que vive apartado del mundo en una mansión que se confunde con la negra geografía de la isla. Pero al mismo tiempo que se desarrolla una destructiva historia de amor, unos extraños asesinatos perturban la relación e introducen a sus protagonistas en una espiral de intriga y tensión.

Aunque no es la mejor novela que he leído este verano, y algunos de los personajes me han resultado ciertamente planos (el protagonista sin ir más lejos), es un libro que recomiendo, especialmente si tenéis idea de acercaros por esta remota isla, ya que describe muy bien su particular idiosincrasia.

Como ejemplo:

“Se había propuesto recorrer la isla en su perímetro y aventurarse por los senderos de montaña hasta el observatorio meteorológico de Malpaso, a fin de admirar los amurallados riscos que caían sobre la plataforma de El Golfo. Después, bajando de nuevo hacia la costa, conocería las piscinas naturales, erosionadas por la marea frente a los Roques de Salmor. Le apetecía pasear por los bosques de laurisilva, empapándose de su lluvia horizontal, y acercarse al faro de Orchilla para rendir su personal homenaje al Meridiano Cero.

En el agreste enclave de Las Playas, aislado del resto del mundo, el Parador de El Hierro alzaba sus dos plantas como un bello y singular edificio de inspiración herreña, con encalados muros y celosías de madera. La mayoría de las habitaciones estaban orientadas hacia una vista que hacía pensar en el principio de los tiempos, cuando convivieron el agua y el fuego, el magma y la tierra”

Un comentario en “Orquídeas negras (Juan Bolea)

  1. Pingback: El Hierro: fuego y ceniza – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.