Parque Jurásico (Michael Crichton)

Jurassic-Park-A-NovelEn esta ocasión os quería traer una recomendación conocida por todos: Parque Jurásico, una novela icono de la cultura pop de los años 90 (fue un bestseller que lanzó al estrellato a su autor Michael Crichton), especialmente gracias a la película dirigida por Spielberg, todo un éxito en 1993.

Bien, si casi todos vosotros conocéis la historia ¿para qué comentarla entonces? Pues se me han ocurrido varias razones:

a) la primera es porque muy pocos en España leyeron el libro y hay algunas diferencias importantes con la película;b) una segunda razón que me ha traído hasta este post y a recomendar su lectura es porque la trama se desarrolla en Costa Rica, país que tuve la afortunadísima oportunidad de visitar, tras un crucero y conocer Miami, en mi luna de miel y al que quiero (lo merece, sin duda) dedicar algunos posts (ya sabéis que el objetivo del presente blog es recomendar novelas y los viajes a los lugares en que estas transcurren);

c) otro motivo para recomendar la novela es porque me parece una lectura sencilla, muy entretenida, sin demasiados “cultismos”, y con un componente pseudocientífico (e incluso moral) que la hace interesante

d) y por último, porque me apetecía cambiar de género literario: aunque la he clasificado como de aventuras, Parque Jurásico podría encasillarse en el género bautizado como tecnothriller, muy popular y con muchos seguidores a nivel mundial.

Bueno, de todos modos, para el que no se lo haya leído o no haya visto la película (pocos seguramente) os resumiré, sin hacer spolier claro está, la historia:

El libro comienza con extraños ataques de pequeños reptiles a niños y recién nacidos en la costa del Pacífico costarricense. Cuando descubren que esos reptiles son especímenes desconocidos, los biólogos especializados empiezan a plantearse si son mutaciones. Pero la respuesta es bien distinta: un multimillonario (John Hammond) ha conseguido clonar dinosaurios a partir del ADN encontrado en mosquitos encerrados en ámbar, y ha montado un parque de atracciones (realmente a camino entre un zoo y un parque al uso) en una isla perdida llamada Nubla, a 180 kilómetros de la costa oeste de Costa Rica.

Se han producido algunos incidentes de seguridad (los reptiles que han atacado a niños), y para calmar a sus inversores Hammond trae a sus nietos, a un paleontólogo (Alam Grant), a una paleobotánica (Ellie Slatter), a un matemático (Ian Malcom) y a otros personajes, al parque de atracciones. Pero en plena visita el parque pierde la energía y los animales quedan libres para horror de los protagonistas… y como decían en un famoso programa concurso, “hasta aquí puedo leer”.

En este punto debo comentar que la novela comienza la historia dedicando muchas páginas a explicarnos la importancia de la multitud de empresas que, a finales del siglo XX, se dedicaban a la biotecnología. Sin embargo la película se ahorra estas explicaciones, comenzando directamente con la muerte de un trabajador en el parque de atracciones y obviando los ataques a niños en la costa.

Otra diferencia entre novela y película la podemos encontrar en el personaje de Alam Grant: tanto en su descripción física como en sus relaciones con otros personajes… por ejemplo, con el personaje femenino (Slatter), en la novela no existe otra relación que la meramente profesional. O por ejemplo, en su relación con los niños protagonistas: en la novela al paleontólogo no sólo no le gustan (en la película no sabe ni cómo tratarlos) sino que la relación con ambos nietos de Hammond se convierte en un hilo conductor fundamental en la trama.

Tampoco la descripción y desarrollo de otros personajes (incluido sus finales) son iguales en el papel que en el celuloide. Por ejemplo, el multimillonario John Hammond, en la película, es un venerable señor muy agradable, que adora a sus nietos. ¿En la novela? Debéis leerla para averiguarlo.

En realidad hay muchas más diferencias pero prefiero dejarlo aquí: el resto lo averiguaréis vosotros si os animáis a leer esta novela. Eso sí, debo mencionar un aspecto muy importante del libro (y que no les tanto en la cinta): la historia está escrita con un trasfondo de fábula contra aquellas empresas que intentan jugar a ser Dios manipulando los genes o realizando experimentos. Para ello, el autor utilizará al personaje de Ian Malcom, un experto en Teoría del Caos que profetiza desde el principio que el parque jurásico está llamado a producir un desastre descomunal debido al exceso de factores aleatorios que entran en juego en un proyecto de ese calibre. Crichton irá probando que todas las teorías de Malcom son ciertas, dando “su merecido” a todos los culpables.

El autor intenta, por tanto, con esta fábula, emular un adoctrinamiento que ya leímos antes por ejemplo en el Frankenstein de Mary Shelley, aunque ahora en forma de dinosaurios…

“Dios crea a los dinosaurios, Dios destruye a los dinosaurios,

Dios crea al hombre, el hombre mata a Dios, el hombre crea a los dinosaurios". 
(Alan Grant)

Aunque, sintiéndolo mucho, no llega ni a la suela de las grandes botas del conocido monstruo o de los zapatos de su doctor y creador, al menos, Michael Crichton consigue hacer un thriller emocionante que te enganchará incluso si ya has visto la película. Añadiendo además que, en mi opinión, justificó su condición de mito ya que no se puede negar que la novela y película han marcado un antes y un después en la ciencia ficción y en la historia del cine.

Para terminar una referencia al autor: Michael Crichton nació en Chicago en 1942, y murió en Los Angeles en 2008. En vida fue un médico, escritor y cineasta.  Y ha sido la única persona que ha tenido: el libro número uno (Acoso); la película número uno (Parque Jurásico) y la serie de televisión número uno (Urgencias-ER), en el mismo instante.

Me despido de vosotros hasta el siguiente post, que transcurrirá por tierras ticas. Mientras tanto, id leyendo la novela, y si no disponéis de mucho tiempo, al menos, id echando un vistazo a la película (remasterizada en 3D por el vigésimo aniversario de su estreno):

2 comentarios en “Parque Jurásico (Michael Crichton)

  1. Pingback: Costa Rica (I): Tortuguero – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

  2. Pingback: Costa Rica (III): Jacó, Parque Manuel Antonio y Tárcoles – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.