Reencuentros por Navidad

Brindis_en_NavidadEn primer lugar, quería aprovechar mi blog para felicitaros a todos las fiestas. Evidentemente es un momento muy señalado para reencontraros con familiares y amigos a los cuales habitualmente no veis.

Aprovechad el tiempo, sobre todo con los que suelen estar lejos. Igual que la arena se escapa entre los dedos si intentáis agarrarla, el tiempo con los vuestros vuela cada segundo.

Y con los amigos o familiares que veis más a menudo, tampoco escatiméis esfuerzos… Desplegad todo vuestro cariño sin miramientos. Como decía Jacinto Benavente: “la alegría de hacer bien está en sembrar, no en recoger”.

Cierto es que también suele ser una época habitual para comer o cenar con los compañeros de trabajo. Algunos incluso se empeñan cada año en quemar todos los barcos en esas celebraciones. Sin embargo, recordad que a los compañeros los vais a volver a ver cada día (no hagáis nada de lo que os podáis arrepentir cuando volváis a madrugar para incorporaros a vuestro puesto de trabajo). Además, muy pocos, poquísimos e incluso a veces, ninguno, de esos compañeros (no digo nada de los jefes) son realmente amigos vuestros. Esto que afirmo con tanta rotundidad, desgraciadamente lo compartiréis seguro todos aquellos que, voluntaria, y especialmente los que de modo involuntario, habéis cambiado de trabajo.

5275102414_7e25fdd421En segundo lugar quiero retomar también, por estas fechas en que nos encontramos, dos posts que hace un año publiqué: Sensaciones Navideñas y Regalos. En el primero explicaba el origen de la celebración de la Navidad y por qué el 25 de diciembre. También os deseaba y planteaba sensaciones asociadas a la Navidad.

En el segundo post explicaba el origen de la costumbre de recibir regalos en estas fechas. Releedlo si os apetece, pero de todos modos, si no, para este año, os recomiendo cinco lecturas a regalar, todas asociadas a la Navidad:

  • Cuento de Navidad, de Charles Dickens, el clásico entre los clásicos, donde los fantasmas de la Navidad tratan de infundir en el tacaño señor Scrooge el espíritu navideño,
  • Las cartas de Papá Noel, donde el grandísimo J.R.R. Tolkien recopila las cartas que escribió a sus hijos simulando ser Papá Noel, narrando sus aventuras y las de sus ayudantes en el Polo Norte,
  • El expreso polar, de Chris van Allsburg y que se hizo conocido mundialmente con la película de animación dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por un reconocido Tom Hanks,
  • Vida y aventuras de Santa Claus, de L. Frank Baum, el autor del maravilloso mago de Oz (comentada también en un post sobre viajes imposibles) también nos dejó esta historia sobre Papá Noel,
  • ¡Cómo el Grinch robó la Navidad!, del Dr. Seuss, una sátira sobre la comercialización innegable e inevitable de la Navidad, muy popular en los Estados Unidos.

Me despido deseándoos de nuevo lo mejor para estas fechas, y sobre todo, para cada uno de los días del año próximo, ¡¡sed felices y continuad siguiendo mi blog!!.

Y recordad:

“La felicidad se alcanza cuando, lo que uno piensa,

lo que uno dice, y lo que uno hace, están en armonía”

(Gandhi)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.