Rías Baixas

riasbaixasEn esta ocasión la idea del post es sugeriros una posibilidad para pasar vuestras vacaciones este verano que ya está aquí: conocer los lugares donde transcurre la novela La playa de los ahogados, las Rías Bajas.

Para los que no hayan tenido la suerte de conocerlas lo primero es explicar qué se entiende por Rías Bajas (Rías Baixas, en gallego)… por Ría se entiende un brazo de mar que se interna en la costa y que está sometido a la acción de las mareas. Y se denominan Bajas por contraposición de las llamadas Altas (al norte del área costera de Galicia, al noroeste de España).

Ocupan, en este caso, la costa oeste de la provincia de La Coruña y toda la costa de la provincia de Pontevedra, desde el cabo de Finisterre a la frontera con Portugal. Son varias las llamadas Rías Bajas: Ría de Corcubión, Aldán, Muros y Noya, Ría de Vigo (si aún no habéis leído la novela mencionada mencionaros que la historia de la novela se desarrolla a caballo entre Vigo y Panxón, ambos en esta Ría de Vigo) y la más grande de todas, la Ría de Arosa (Arousa en gallego) en la que centraré el post por ser la más bella en mi opinión, pero, sobre todo, porque es la que más he tenido el gusto de visitar.

Como decía, la Ría de Arosa es la ría de puertoisladearosamayor extensión, aunque no es la que alcanza mayor profundidad (máximo 70 metros). Los ríos principales que desembocan a ella son el río Ulla en su cabecera y el Umia en la ensenada que forma la península de El Grove con la costa de Cambados. Y la principal característica de la costa es que al ser de poca profundidad, con formación de extensos bancos de arena, es donde mejor se cultivan bibalvos arenícolas como la almeja o el berberecho. Su configuración física además permite una elevada producción de fitoplancton, con un flujo marino característico, que hace que esta ría sea famosa por su riqueza marina, siendo la zona de mayor producción de mejillón de todo el mundo, cultivado en viveros flotantes característicos llamados bateas. Además de la conocida producción marisquera de esta ría, la pesca es abundante en especies como la sardina, bocarte, jurel, caballa y otras especies costeras. También mencionar que toda la zona de la Ría se caracteriza por numerosas parcelas de minifundio que generalmente cultivan productos hortícolas como el pimiento de Padrón, el tomate, la lechuga, diversas leguminosas o la vid, mayoritariamente de uva blanca para la elaboración del famoso vino Albariño. En resumen, en la zona podréis aprovechar para degustar pulpo gallego, pescados y mejillón de la Ría, almejas de Carril, mariscos como el centollo y un sinfín de platos típicos de esta región constituidos por verduras y carnes de ternera o cerdo de gran calidad.

Volviendo al viaje (lo siento, no sé si es que la comida me puede o quizá sea sólo que aún no he cenado), la Ría de Arosa contiene numerosas islas e islotes, entre ellas destacar La Toja (con un famoso balneario y diversos hoteles de lujo), Sálvora (donde transcurre uno de los hechos clave de la novela posteada La playa de los ahogados que deberéis descubrir vosotros mismos), la isla Cortegada o mi preferida: la Isla de Arosa.

La Isla se encuentra en el corazón de la ría que lleva el mismo nombre y está enlazada a la península por un puente de dos km de largo inaugurado en 1985, hasta entonces se llegaba a la isla en barca. La UE la declaró Reserva Natural gracias a sus 36 kilómetros de costa y al Parque Natural de Carreirón, catalogado como zona protegida para las aves por las poblaciones de garza real que allí habitan.

calaisladearosa2

Si nos adentramos en el Parque mencionado de Carreirón deberemos hacerlo andando ya que no hay otra manera (bueno excepto si tenéis barco) de llegar hasta alguna de las calas, pero el camino hasta la misma y el resultado son sencillamente espectaculares. Merece la pena pasar unos días en la Isla y acercarse a las calas mencionadas del Carreirón o a cualquiera del resto de la Isla, nadar en sus tranquilas aguas, y descansar en alguna de sus casi solitarias playas de arena fina y agua transparente.

isladearosa

Alguno os estaréis preguntando que cómo puede ser que siendo un sitio tan bonito no haya mucha gente, la respuesta es sencilla, en la Isla de Arosa no hay prácticamente hoteles o lugares donde alojarse, lo que convierten a este rincón gallego en un paraíso para los que busquéis tranquilidad. Una excelente opción, que yo mismo utilicé, fue alquilar un apartamento en la propia Isla. Como recomendación os dejo el enlace a una variada oferta tanto en la Ría de Arosa, Isla de Arosa y la población de Carril:

http://www.apartamentosarosa.com/

Aprovechando como base del viaje alguno de los apartamentos ofertados podéis aprovechar para recorrer y visitar otros puntos de interés en la Illa de Arousa: el Faro de Punta Cabalo, Islote Areoso (cercana a la Isla de Arosa), el Puerto de Xufre y el Mirador O Con do Forno desde donde se puede contemplar el pueblo y toda su actividad turística y comercial. Muy cerca de la Isla también podremos hacer excursiones a las islas de Ons y Cíes que pertenecen al Parque Natural de las Islas Atlánticas y que pueden visitarse en barco en horario regular.

Como veis, la riqueza de su gastronomía, la tranquilidad y la belleza de su paisaje, hacen de las Rías Baixas una de las zonas más recomendables para todo aquél que quiera disfrutar de una buenas vacaciones visitando este hermosísimo rincón de España.

2 comentarios en “Rías Baixas

  1. Pedro

    Excelente elección de novela y de viaje, maravillosa zona gallega donde los sentidos se relajan y disfrutan. Muy buenos los posts.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.