Road trip por Estados Unidos: Big Sur

Como comentaba en el post anterior, al recomendaros leer Perro come perro, y a lo largo de diversos posts publicados en los últimos meses, os he ido dando la lata con las diversas etapas que tuve la oportunidad de vivir en un fantástico road trip por la costa oeste de Estados Unidos.

Si no habéis tenido la oportunidad de leer dichos posts o quizás, tengáis planeado hacer algo similar, en el mapa adjunto os indico las paradas y el recorrido:

Entre ellos, por orden, ya hemos hablado de:

Y hoy os hablaré de la penúltima etapa, camino de San Francisco al destino final, Los Ángeles: recorreremos la hermosa región Big Sur por la Pacific Coast Highway, un tramo de la carretera Highway 1 que sigue la costa de California a lo largo de unos 200 kilómetros y que se extiende desde Carmel-by-the-Sea (al norte) hasta Morro Bay (al sur)

Es muy popular recorrerla como parte del trayecto entre San Francisco y Los Ángeles, o viceversa y aunque es la opción más lenta (la más rápida es la autovía 101), también es, sin duda, la más bonita ya que la carretera de doble sentido recorre sinuosamente las laderas donde la escarpada sierra de Santa Lucía se encuentra abruptamente con el Pacífico; y donde el único requisito es disfrutar del paisaje y de:

Monterey:

Antes de mencionar las paradas obligatorias de la Highway 1 mencionar que, desde San Francisco y antes de tomar la famosa carretera, en Carmel-by-the-sea, conviene llegar hasta esta bonita ciudad costera, pescadora y vacacional, muy famosa por su acuario. Monterey (sí, con una erre) fue la capital de la Alta California entre los años 1777 y 1846, razón por la cual la ciudad tiene un estilo único en términos arquitectónicos, gracias a su pasado español. Nosotros la conocimos a través de Ocean View Boulevard, que como su nombre indica permite disfrutar de unas preciosas vistas de Monterey y su bahía hasta el faro de Point Pinos…

17-Mile Drive:

A partir del faro comienza la famosa 17-Mile Drive, una especie de mini y preciosa Big Sur que nos permite cruzar, previo pago de $10 por coche, de Monterey a Carmel por la costa a través de espectaculares mansiones y del famoso campo de golf de Pebble Beach. Puedes ver tranquilamente hermosas playas llenas de leones marinos

Adjunto mapa de sus 17 impresionantes millas:

De pie, en una ladera de granito frente a esta pintoresca carretera de 17 millas, podréis encontrar el “Ciprés Solitario”, uno de los árboles más fotografiados en América del Norte. El árbol se encuentra entre Cypress Point Golf Course y Pebble Beach Golf Links, dos de los mejores campos de golf del mundo. Posiblemente de 250 años de edad, el ciprés ha sido marcado por el fuego y aún así se ha mantenido en su lugar durante todos estos años.

Carmel-by-the Sea:

Es, sin duda, un pueblecito (aunque la llamen ciudad), cuyo origen data de 1902 y pintoresco donde los haya. Y donde todo parece sacado de una película: las callecitas residenciales de postal (sin aceras ni numeración, de estilos para todos los gustos), con casitas y chalets muy bonitos, las tiendas, galerías de arte, restaurantes y cafeterías (bastantes caros, aviso) alojadas en casitas de cuento, la playa de arena blanca…

Añadir como anécdota que el actor Clint Eastwood fue alcalde de este pueblo a finales de los ochenta (por cierto, es de una línea política más dura que incluso alguno de sus personajes míticos).

Point Lobos:

Cuando dejas atrás Carmel-by-the-Sea, la Highway 1 se transforma en su versión más conocida, una carretera de un solo carril en cada sentido que no se separa de la costa del Pacífico.

Una de las primeras paradas puede ser en Monastery Beach, una bonita cala de arena gruesa. Sigue hasta encontrar el cartel del Point Lobos State Natural Reserve (la entrada se paga en una caseta y, aunque cuesta $10, te da acceso a todos los parques estatales de California durante el día: por ejemplo, el Julia Pfeiffer Burns State Park, que mencionamos más adelante).

Es un buen sitio para poder ver ballenas grises (nosotros las vimos desde otro mirador, y muy lejos… pero las vimos) cuando migran de Alaska a BajaCalifornia (en especial en diciembre y enero). También podréis disfrutar de un paseo entre los ya mencionados cipreses de Monterey

Garrapata Beach:

Con este curioso y feo nombre os encontraréis (estad atentos en la carretera) una bonita, fría y con pinta de peligrosa playa (os recuerdo que el Pacífico de ídem solo tiene el nombre). Merece la pena parar (por ejemplo, para comer en plan picnic) y disfrutar de las vistas de la Big Sur, y dejarte llevar por el continuo e hipnótico ir y venir de las olas.

Bixby Creek Bridge:

El puente Bixby es uno de los lugares más fotografiado de la Highway 1, y no es de extrañar: ¡es de postal! Si quieres fotografiarlo, te recomiendo parar justo antes de llegar al puente, por cualquiera de sus lados.

Nosotros lo hicimos en un mirador posterior (veníamos del norte, recuerdo), con muy buenas vistas:

Valle de Big Sur:

Tras el puente Bixby la carretera te dirigirá hacia el interior un poco, en el valle de Big Sur.  Te apartarás por tanto algo de la costa para adentrarse en bosques de árboles infinitos que se encuentran con las montañas de Santa Lucia. La frondosa vegetación cubrirá el cielo, llenando el bosque todo de sombras  y dejando, a un lado, el cauce del río Big Sur. Nada que ver con el océano que te acompañaba hace unos minutos. En este tramo encontrarás los únicos restaurantes y gasolineras de la ruta.

Son casitas de madera junto a la carretera que muchas veces juntan tienda de víveres, una pequeña gasolinera, habitaciones y un restaurante, pero que no te engañe el aspecto humilde: todo es bastante caro (dependiendo claro cómo esté el dólar)

Julia Pfeiffer Burns State Park:

Nosotros aparcamos, como muchas otras personas, junto a la Highway 1 cerca de la entrada. Y nos acercamos andando hasta una de las maravillas de la ruta: la cascada MacWay

Es una excursión muy sencilla de un kilómetro (puedes pasar incluso por debajo de la Highway 1) y ¡espectacular!: un pintoresco salto de agua que cae a una bahía turquesa

Luego, como todo lo bueno se acaba, la jornada fantástica por Big Sur irá llegando a su fin, y tras visitar la cascada MacWay nos dirigiremos a hacer noche en Cambria.

Con una preciosa foto del anochecer sobre el Pacífico me despido hasta el siguiente post, donde llegaremos al destino final de este increíble roadtrip: Los Ángeles

Un comentario en “Road trip por Estados Unidos: Big Sur

  1. Pingback: Road trip por Estados Unidos: camino de y llegada a Los Ángeles – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.