Roma: ciudad de plazas y fuentes

fontananavonaAdemás de la gran Roma del Imperio, que ha dejado más yacimientos arqueológicos que cualquier lugar del orbe, durante siglos de historia renacentista, y barroca, la capital italiana se ha convertido en un verdadero museo artístico al aire libre, donde sus plazas, y sus famosas fuentes, han acabado siendo señas de identidad de la ciudad, y centros neurálgicos de su devenir diario.

Como ya he mencionado, Roma es una ciudad eterna, eternamente viva y bulliciosa, de la que son, sin duda, magníficas testigos, sus plazas y sus fuentes. La vida romana fluye a borbotones en cada rincón, y como el agua, inunda sus numerosas callejuelas; las fontanas que podréis encontrar en cada plaza, se convierten en el espejo de oro líquido en el que se refleja la sociedad y cultura que durante siglos ha inundado todo Roma.

En este post os recomendaré algunas fuentes y plazas que debéis visitar:

PLAZA DI TREVI: La imagen más nítida que impactó en mi memoria, nada más salir del hotel la primera mañana de nuestra estancia en Roma, fue llegar a una plaza muy singular: ni más ni menos, que la Plaza di Trevi y la archiconocida FONTANA DI TREVI.

fontanaditrevi_día Domando las aguas es el tema del gigantesco proyecto (de Nicola Salvi sobre un boceto de Bernini) que se extiende hacia delante, mezclando agua y roca tallada, hasta llenar la pequeña plaza. Aguas famosas además, por ser el lugar elegido por la exuberante Annita Ekberg para darse un baño en la película La dolce vita.

Una leyenda tradicional sostiene que los visitantes que arrojan una moneda a la fuente aseguran su regreso a Roma. Una interpretación más actual es que lanzar una segunda moneda traerá un nuevo romance y si lanzas una tercera aseguran un matrimonio... o un divorcio. Vosotros decídis por tanto cuántas arrojar, de espeladas, y por encim del hombro derecho.

CAPITOLIO: si andas cerca del Foro (ver La Roma Imperial), acércate a la exquisita piazza trapezoidal. A pesar de ser la más baja y la menor de las siete colinas que circundaban Roma, la colina del Capitolio es, probablemente, la que esté más relacionada con las vicisitudes históricas de la ciudad, ya que desde la antigüedad fue el eje central de la actividad política y religiosa de Roma.

Fue diseñada por Miguel Ángel, de forma que estuviera orientada hacia la Basílica de San Pedro, que constituía el centro político de la ciudad en su época.

capitolioescanear0054Se accede por una escalera custodiada por Castor y Pólux y en el centro (foto anterior) hay una elegante estatua ecuestre de Marco Aurelio (una réplica).

Por cierto, en la esquina entre el Palazzo Senatorio y el Palazzo Nuovo se encuentra situada la escultura de la mítica Loba Capitolina que forma parte de la Leyenda de Rómulo y Remo

PLAZA NAVONA: surgida de las ruinas del Circo de Domiciano, donde se celebraban competiciones de atletismo, juegos y carreras de caballos, se ha convertido en una de las plazas más elegantes y vivaces de Roma: rodeada de bares con terrazas, de tiendas y restaurantes, la plaza muestra orgullosa las tres maravillosas fuentes que la adornan, entre las que destaca la Fuente de los Cuatro Ríos, esculpida por Bernini, simboliza los mayores ríos de los cuatro continentes conocidos en aquella época: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la Plata.

navona

A lo largo de los años, Plaza Navona no ha dejado de ser uno de los lugares de encuentro preferido de los romanos, sobre todo durante el Carnaval, la Navidad y la Epifanía.

PLAZA COLONNA: Situada sobre la Vía del Corso, debe su nombre a la impresionante columna (=colonna) de mármol que se encuentra en ella, en honor de Marco Aurelio y ya comentada en La Roma Imperial.

Se trata de una plaza rectangular rodeada por imponentes edificios entre los que destacan, el Palacio Chigi (sede del gobierno italiano). En uno de los laterales de la plaza se encuentra una fuente (de della Porta) en la que se pueden ver dos grupos de delfines con las colas entrelazadas.

PLAZA DE ESPAÑA: dominada por la magnífica escalinata de mármol travertino de la Trinidad de los Montes y por la homónima Iglesia, a sus pies podréis refrescaros con el agua de la “Fontana della Barcaccia”, esculpida por Pietro Bernini e hijo. Es punto de encuentro de todos los turistas, y de los propios romanos, los cuales convierten la plaza en un escenario donde verse y sobre todo, dejarse ver.

plazadeespaña Un breve paseo por la Vía del Corso, Vía Frattina y Vía Condotti os permitirá descubrir sus numerosas y lujosas boutiques.

PLAZA DEL POPOLO: ubicada junto a la puerta norte de la ciudad, la plaza se encuentra situada al comienzo de la Vía Flaminia y constituía la entrada a la ciudad en tiempos del Imperio. En el centro de la plaza se sitúa un obelisco egipcio de 24 metros dedicado a Ramsés II, conocido como Obelisco Flaminio (ubicado en el Circo Máximo desde el año 10 a.C., hasta 1589). Mención especial a las llamadas iglesias gemelas que se encuentran en la plaza, la iglesia de Santa María dei Miracoli y la de Santa María in Montesanto, dos templos aparentemente gemelos pero que ocultan algunas diferencias.

Las mejores vistas de la plaza se obtienen desde los Jardines del Pincio, subiendo por las escaleras de su parte este.

PLAZA DE LA ROTONDA: así es como se conoce a la plaza donde se encuentra el Panteón. Merece una vista, de día o de noche, sí o sí.

plaza del panteonPLAZA DE SANTA MARIA DEL TRASTEVERE: conocida por su Basílica (la comentaré en el siguiente post) es uno de los centros neurálgicos del barrio del Trastevere (está situado al otro lado del río, trans Tiberim), uno de los más populares de la ciudad, donde el turista puede encontrar el ambiente más genuinamente romano, y lugar predilecto de los viajeros para pasar una agradable velada en una de sus muchas trattorías típicas y perderse por sus estrechas callejuelas, que conservan buena parte de su trazado medieval.

plazatrastevereCAMPO DEI FIORI: “Campo de flores” es una de las plazas más populares de Roma, animada tanto de día, con su mercadillo (desde el año 1869), como durante la noche, cuando sus terrazas se llenan de turistas y locales. La plaza también era el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas, algo que se encarga de recordar la impresionante estatua de Giordano Bruno situada en el centro de la plaza.

PLAZA DE SAN PEDRO: esta plaza se rinde a los pies de la Basílica de San Pedro, el centro espiritual de todo el catolicismo y objeto de mayor explicación en el siguiente y último post sobre Roma: la Roma Cristiana.

Las dimensiones de la plaza son espectaculares: 320 metros de longitud y 240 metros de anchura. En las liturgias y acontecimientos más destacados la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300.000 personas. La construcción de la plaza se llevó a cabo entre 1656 y 1667 de la mano de Bernini, con el apoyo del papa Alejando XII.

Lo más impresionante de la plaza, además de su tamaño, son las 284 columnas y 88 pilastras que bordean la plaza en un pórtico de cuatro filas. En lo alto de las columnas hay 140 estatuas de santos realizadas en 1670 por los discípulos de Bernini. En el centro de la plaza destaca el obelisco (traído desde Egipto en 1586) y las dos fuentes, una de Bernini y otra de Maderno. Os dejo una foto que tomé desde la parte exterior de la cúpula de San Pedro.

escanear0002

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.