A tan solo una hora en tren desde Bruselas (leed post anterior), Gante es, sin duda, una de las ciudades que uno debe visitar si te acercas a Bélgica, y una de las ciudades, en mi opinión, más bonitas de Europa.

Una ciudad cuyo centro medieval nos traslada a una época de un pasado casi olvidado y donde parece que estés dentro de un cuento de hadas, pero cuyo centro histórico se integra perfectamente con la ciudad moderna.

...continúa leyendo "Gante: la joya de Flandes"