Lo primero de todo, comentar que con Poznan comenzó nuestro viaje a Polonia, posteado en las últimas semanas, puesto que fue en esta pequeña ciudad donde aterrizamos y desde, nada más tocar tierra, donde nos dirigimos hacia la interesante Varsovia, para luego acercarnos a la espectacular Cracovia, y vuelta vía la preciosa Wroclaw (el anterior post). ...continúa leyendo "Poznan"

Como podréis imaginar dada la lectura recomendada en el post anterior, Muerte en Breslau, vamos a hablar de Breslau, ciudad llamada así en alemán, y llamada  Breslavia, en español; en polaco, sin embargo, se escribe Wrocław, que lo leas como lo leas (a la española, a la inglesa), lo estarás pronunciando mal, eso seguro (se supone que se pronuncia más o menos como “vrotshuaf”) ...continúa leyendo "Wroclaw, Breslau, Breslavia"

Tras escribir, en las últimas semanas, sobre la capital polaca, la bellísima Cracovia y el triste campo de exterminio de Auschwitz, toca el turno ahora de seguir visitando Polonia y una de sus ciudades más bonitas: Breslavia (en alemán, Breslau; en polaco Wroclaw).

Y lo haré de la mano de Muerte en Breslau, obra del polaco Marek Krajewski, ...continúa leyendo "Muerte en Breslau (Marek Krajewski)"

A unos 14 kilómetros al sureste de Cracovia (ciudad comentada en posts anteriores: Cracovia (I): historia, Plaza del Mercado y Wawel; y Cracovia (II): otras joyas del centro histórico, Kazimierz y el Gueto) se encuentra una bella localidad llamada Wieliczka,

...continúa leyendo "Cracovia (III): las minas de sal de Wieliczka"