Muchas son las posibles motivaciones para alguien que decide embarcarse en la aventura de escribir: divertir al prójimo, hacer reflexionar, emocionar, rebelarse contra algo o alguien, sublevar los pensamientos, informar, formar, revolver los sentimientos, opinar, dar testimonio del tiempo que le ha tocado vivir, criticar, dejar crecer tu ego, convencer, tratar de entender, engañar, versionar la historia, dejar salir los demonios propios, crear otra realidad, enamorar, demostrarse algo a uno mismo, demostrar algo a los demás, protestar, dejar volar la imaginación… ...continúa leyendo "El crucero… embarcamos"