Tú te vas, tú te quedas (M. J. Arlidge)

Portada_tú_te_vas_tú_te_quedasEstoy de acuerdo, para empezar, con una de las muchas buenas críticas que ha tenido esta novela de sugerente título, publicada el año pasado: “Con un control de la tensión siempre ágil y cinematográfico, la novela de debut de M. J. Arlidge coge al lector por la garganta”

Una pareja joven es secuestrada a las afueras de Southampton, una ciudad portuaria del sur del Reino Unido. Tras ser narcotizados y no recordar nada, se despiertan en el fondo de una piscina vacía y dejada de la mano de Dios, donde sus gritos no son escuchados por nadie. Los han abandonado allí, a la intemperie y sin comida ni bebida. Con más 5 metros de profundidad, no hay ni escaleras, ni trampolines, ni tuberías, ni cuerdas ni nada de nada con los que poder salir de la piscina...

Aunque la piscina no está realmente vacía: el secuestrador ha dejado en el centro de la misma dos objetos: un teléfono móvil y una pistola. En la pistola una sola bala y, antes de que preguntéis, el teléfono móvil está bloqueado para realizar cualquier tipo de llamada, pero no para recibirlas.

El teléfono suena, y la chica secuestrada lo coge: una voz al otro lado de la línea le pregunta si quiere vivir... La pareja tiene que decidir quién de los dos va a vivir o a morir. El primero que sea capaz de usar la pistola será el que sobreviva: es la única posibilidad que tienen si es que alguno de ellos quiere salir de la piscina con vida....

La regla del juego es muy simple: tú te vas, tú te quedas. La elección está en sus manos, ¿quién va a matar a quién?

A partir de este comienzo que logrará sin duda atenazarte la garganta y engancharte con toda seguridad, una sucesión de espeluznantes secuestros de parejas, en los que el psicópata secuestrador sigue siempre el mismo patrón y en los que el objetivo final del macabro juego será también siempre el mismo: sólo un miembro de la pareja puede quedar con vida para poder salvarse...

Aunque no os quiero adelantar el desenlace del misterio (probablemente ahora tú te estés haciendo la misma pregunta ¿elegirías matar a tu pareja? ¿Elegirías algo o te dejarías morir?) avanzar que la inspectora Helen Grace será la encargada del primer caso, así como de los siguientes, y de intentar cazar al astuto “asesino” (dado que siempre hay una víctima que sobrevive, la policía siempre podrá contar con el testimonio del superviviente para ir acercándose al secuestrador), resolviendo las preguntas que van surgiendo a lo largo de las casi 400 páginas de la novela: ¿Cómo irán reaccionando las diferentes parejas?¿Quién matará a quién? ¿Por qué las elige? ¿Qué tienen en común? ¿Cuál es la conexión entre ellas? Y casi lo más importante ¿Por qué lo hace el secuestrador? ¿Por qué torturarlos de esa manera y no simplemente matarlos?

Como comentario personal adelantaros que la novela por todo lo dicho hasta ahora, como podéis haberos imaginado, incluye un argumento complejo, en la que la elaboración de los crímenes resulta de lo más original, al igual que la forma en la que el autor logra ir entretejiendo las historias de cada pareja con la trama principal, complicándola y dando giros verdaderamente sorprendentes con los que consigue dejar al lector completamente atrapado. Por último añadiros que la joven inspectora es uno de los grandes descubrimientos de la novela: un personaje alejado de los habituales patrones detectivescos de otros libros policíacos; un personaje complejo, introvertido, con un pasado realmente traumático que le hace tener unos vicios un tanto peculiares y bastante preocupantes... un pasado que Helen, a través del sufrimiento, logra aliviar alejando temporalmente los fantasmas que este consiguen provocarle.

Así que aficionados a la buena novela negra, en esta escalofriante historia, el guionista televisivo M. J. (Michael Joseph) Alridge (nacido en Londres en 1974) explorará el lado más oscuro del ser humano (hasta dónde alguien es capaz de llegar por sobrevivir, por salvar su propia vida...) donde nunca llegamos a saber cómo actuaría en una situación límite en la que es tu vida o la de la otra persona, y bajo unas condiciones de hambre, estrés, desesperación y miedo extremas.

Y sólo hay dos opciones... "Tú te vas, tú te quedas..." ¿cuál de las opciones es más difícil de las dos?

Un comentario en “Tú te vas, tú te quedas (M. J. Arlidge)

  1. Pingback: Just Southampton – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.