Utopía (Lincoln Child)

utopia¿Qué tal fieles seguidores de mi blog? ¿Pensando en algún viaje con el que siempre habéis soñado?

Dando por hecho que sí, y que como ya sabéis, me gusta recomendaros buenas lecturas y mejores viajes, en esta ocasión quiero compartir con vosotros un destino muy especial para vuestra próxima aventura:

¡¡parques de atracciones!!

Sí, lo sé, alguno ahora estará pensando que he perdido algo del ¿buen? criterio seguido hasta ahora: ¿Cómo se puede comparar Roma, Islandia, Madrid, Argentina, Nueva York (o cualquiera de los incluidos en el índice de mi blog) con un parque de atracciones?. Y además, ¿has dicho parques? ¿en plural?

Pues sí, aunque sé que así dicho, puede sonar al menos extraño, uno de los mejores viajes de mi vida fue poder compartir con mi mujer y mis hijas (la idea de esta propuesta cobra más fuerza si cabe –no es condición indispensable-, si además tenéis hijos) un destino inolvidable y grabado a fuego en mi memoria para siempre: Orlando, donde sin duda, la experiencia mágica de visitar algunos de sus parques de atracciones más famosos y volver a la infancia a través de la ilusión y sonrisas de mis niñas, es, y será, un recuerdo imborrable (podría añadir el adjetivo impagable pero sería mentiros).

Con la idea de acercaros las múltiples sensaciones vividas, a lo largo de distintos posts iré desgranando mi experiencia viajera al mundo de los sueños, al mundo de la fantasía y de la magia. Comenzaré eso sí, recomendando lo primero una novela, cuya acción transcurre precisamente en un parque de atracciones muy especial: Utopía.

Utopía es el nombre de un parque temático visitado por 65.000 personas al día cuyas atracciones han inaugurado una nueva generación de estos centros de entretenimiento. Al comienzo de la narración, se nos presenta como es ese maravilloso lugar, ese alucinante parque temático que todos quisiéramos que se hiciese realidad para poder disfrutar de él. Incluso el autor pone al lector en situación, utilizando incluso un mapa dibujado con todo detalle, de manera que el autor logra que uno se sienta de verdad allí, sobre el terreno, durante toda la trama.

Pero a medida que avanzamos en la lectura, veremos que el ritmo aumenta y se suceden los acontecimientos sin darnos un respiro: una serie ininterrumpida de averías en algunos de sus avanzados robots amenaza no solo el buen funcionamiento del parque, sino a algunos de sus visitantes. Será necesario entonces que el protagonista de la novela, Andrew Warne, el genio informático que desarrolló la robótica que lo controla, viaje hasta él para intentar averiguar qué es lo que pasa. Sin embargo, el día de su llegada, Utopía parece inmerso en algo mucho más siniestro que simples, aunque peligrosas, averías: un grupo de terroristas se ha infiltrado en el sistema informático del parque y ahora tiene el control del mismo. Si no se les da lo que piden, cada hombre, mujer o niño que visita el parque podría convertirse en un blanco. Warne ha de representar un papel para el que no creyó estar preparado nunca: el de salvador de miles de personas inocentes, incluida su hija. Y hasta aquí puedo leer…

Aunque, si puedo afirmar que, en la imaginación de su autor, Lincoln Child, este parque utópico es un escenario (difícil creer que el parque exista solo en las páginas de este libro) casi ideal para disfrutar de sus fantásticas atracciones, el viaje que sus páginas os describirán, pronto, con giros sorprendentes en la trama, convertirán un destino atractivo en una verdadera pesadilla, eso sí, que os será difícil de dejar de leer.

Sobre el autor, comentar que ya en un post anterior recomendaba una novela (Los asesinatos de Manhattan, cuya acción transcurría en Nueva York) de este autor, Lincoln Child, y que es probable que lo asociéis inmediatamente con los trabajos que ha escrito conjuntamente con Douglas Preston. Títulos tan celebres como "The Relic", que tuvo su versión cinematográfica... o quizás cualquier otra novela, donde salga su personaje más famoso y peculiar, el agente Pendergast, son solo un ejemplo clarísimo de su calidad como escritores, y sobre todo, su capacidad para engancharnos a thrillers que querremos terminar de un tirón.

Lo que quizá no sea tan conocida es su carrera en solitario, a pesar de contar en su breve bibliografía personal con dos trabajos bastante interesantes: Armonía Letal y sobre todo Utopía, la recomendada en esta ocasión. Os recomiendo haceros con este entretenido thriller mediante el enlace siguiente a amazon.

Por último, mencionar que en los próximos posts os recomendaré visitar parques de atracciones reales, eso sí, más tranquilos y mágicos. Repasaré con vosotros los más famosos de Orlando: Sea World, Universal Studios, y por supuesto Disney World (Magic Kingdom, Animal Kingdom y Walt Disney Studios). Eso sí, los iré intercalando con otros viajes o libros recomendados porque seguramente a algunos no os guste la temática y así no os canso. A los que sí os gustan los parques de atracciones, espero que os guste vivir la experiencia a través de mis sensaciones. ¡Ah! Y se me olvidaba, ¡nunca dejéis de soñar!…

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción;

y el mayor bien es pequeño;

que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

(Calderón de la Barca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.