Viaje imposible a tu pasado: replay

Volver_a_empezarEn esta ocasión os quiero recomendar un clásico inolvidable de la fantasía del siglo XX, que fue galardonada con el premio mundial de fantasía en 1988 con total merecimiento: una novela, llamada Replay en su título original y rebautizada como Volver a empezar (ojo, no tiene nada que ver con la homónima película de Garci) en español, que trata una tipología de viajes imposibles, en el tiempo, y que, en mi opinión, merece la pena que leáis.

Los viajes en el tiempo son sin duda uno de los iconos de la ciencia-ficción: probablemente fue Mark Twain (Un yanqui en la corte del rey Arturo) el que popularizó literariamente esta manera tan curiosa de viajar (aunque los viajes en el tiempo no son sino formas deformadas de cualquier literatura de viajes en las que su o sus protagonistas experimentan una aventura que contraste con su realidad cotidiana). En este caso es Ken Grimwood quién se sirve de esta fantasía para relatarnos una historia. Por cierto el autor era periodista, hasta que esta novela le lanzó a la fama y le permitió ser escritor a tiempo completo (el sueño de todo entusiasta escritor, y como no, el mío... para ello simplemente tenéis que comprar mi novela Alfa y el secreto de Aquiles).

Si nos remitimos a la sinopsis de la novela que en esta ocasión os traigo al blog, su historia parece simple: Jeffrey Winston se muere. Sí, y en las primeras páginas, de un ataque cardíaco con 43 años.

Corre el año 1988, pero cuando su corazón deja de latir, no va al cielo ni al infierno… simplemente vuelve atrás en el tiempo, vuelve a 1963, a su cuerpo de dieciocho años, en su habitación de la universidad… pero lo más importante: ¡recordando todo lo que ha vivido ya!

Tiene por tanto la oportunidad de volver a vivir la vida y si quiere, cambiar las cosas (llevaba antes de morir una vida ciertamente gris y un matrimonio infeliz). Decide hacerse rico con apuestas cuyo resultado conoce y consigue cambiar su vida a mejor… hasta que vuelve a los 43 años y vuelve a morir otra vez y… otra vez vuelve atrás, no exactamente al mismo momento sino un poco más adelante…

Jeffrey va viviendo distintas vidas, acumulando una experiencia tras otra, pero el sentirse solo y diferente le va aislando del mundo hasta que un día ocurre un suceso que no debería ocurrir…

No desvelaré más para no estropearos la historia pero os adelantaré que el libro (disponible en amazon) va ganando en interés según van pasando las páginas, aunque debo advertiros que no todo va a ser alegría: dolor, sensaciones, anécdotas, soledad, sensaciones, misterio y amor en todas sus expresiones, se entremezclaran entre sí de tal manera que removerá vuestros pensamientos más triviales de las primeras páginas; y sobre todo, os hará reflexionar sobre la trascendencia de vuestras propias vidas extrapolando las situaciones planteadas en primera persona por su personaje principal. Una novela escrita de una forma sencilla pero con un ritmo absorbente y una definición de personajes ejemplar y detallada, que generarán empatía en vosotros.

Estaréis de acuerdo conmigo en que el planteamiento inicial es sumamente interesante y sobre todo, te obligará a pensar mucho qué harías, si fueras tú el personaje. ¿Vuelves a los 18 y sabes todo lo que va a ocurrir? ¿Cambiarías las cosas? ¿Te dedicarías a lo mismo? ¿Cómo habría sido el curso de vuestras vidas si en vez de estudiar lo que estudiasteis hubierais estudiado otra cosa? ¿Qué habría ocurrido si os hubierais casado con aquella chica, o chico, que conociste en un momento dado? ¿Buscarías una vida mejor? ¿Acertarías si decides cambiar tu vida?

Son preguntas que todo ser humano se hace alguna vez, siempre pensando “Y si hubiera…”. De todos modos, también estaréis de acuerdo conmigo en que, efectivamente, todo dependerá de cuál es vuestra situación amorosa, familiar o profesional actual…

Por último, y aunque no tenga más similitud que el hecho de que uno tenga la oportunidad de volver a empezar, como curiosidad, decir que esta novela fue la que inspiró la película Atrapado en el tiempo, la famosa película del Día de la Marmota de Bill Murray. Si recordáis mi post sobre películas grabadas en Londres, también mencionar Al filo del mañana, protagonizada por un Tom Cruise que de manera similar a Murray, renace en el mismo instante cada vez que muere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.