Viaje imposible, regreso al futuro

Regreso_al_futuroAl inicio de la serie de posts o entradas sobre viajes imposibles o viajes de ‘película’ planteaba tres diferentes tipologías de viajes físicamente irrealizables (ver post). En la tercera categoría, viajes en el tiempo, sin duda la primera opción que me vino a la memoria fue esta cinta protagonizada por Michael J. Fox y que se tradujo en España como “Regreso al Futuro” y en Hispanoamérica como “Volver al Futuro”.

Una obra de culto para los de mi generación, dirigida por Robert Zemeckis y producida por el rey midas de Hollywood, Steven Spielberg, que cumple ”tan solo” 29 años.

Mucho ha llovido, por tanto, desde que el protagonista Marty McFly nos hiciera retroceder en el tiempo en el famoso DeLorean de Doc, y sus dificultades, en la que corría peligro la propia existencia de sus protagonistas, para poder regresar al futuro (=presente).

Tras el éxito de la cinta vinieron dos secuelas (la segunda era un viaje al futuro y la tercera al Oeste) pero la primera es la que se guarda a fuego en la memoria colectiva. Es más, ¿quién no recuerda con una sonrisa, o incluso con una carcajada frases míticas de esta película? En mi cabeza se agolpan algunas, pero seguro que vosotros (los cuarentañeros) recordaréis otras:

“- Nunca había visto calzoncillos morados, Calvin.

- ¿Por qué... por qué me llamas Calvin?

- ¿No te llamas Calvin Klein? Está bordado en la cintura de tus calzoncillos”

(este diálogo ocurría nada más despertarse tras un golpe en la cabeza, en la habitación de su futura madre)

"- Lorraine. Mi minino... me trajo hasta ti.

- ¿Qué?

- Lo que quise decir fue…

- Espera un minuto. ¿No te conozco de algún lado?

- Sí. Sí. Soy George. George McFly.... y soy tu minino. Es decir... tu destino.

(primera y memorable declaración del padre de Martyn a su futura madre)

"- ¿Hola? ¿Hola? ¿hay alguien en casa? ¡Piensa McFly, Piensa!"

(así saludaba el malo, Biff Tannen, al padre de Martyn, mientras le golpeaba la cabeza con sus enormes nudillos)

Todo el mundo ha imaginado alguna vez poder viajar en el tiempo (seguramente no en un DeLorean, ni tampoco con su famoso condensador de “fluzo”) pero "Regreso al Futuro" nos hizo soñar con esa posibilidad y consiguió transportarnos en un viaje de ‘película’ que se ha convertido en todo un clásico. Os dejo un tráiler de la versión remasterizada y estrenada con motivo de su 25 aniversario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.