Viaje imposible, Viaje al centro de la Tierra

Viaje al centro de la tierraEmpezaré el apartado especial de “Viajes imposibles, viajes de 'película'” con este clásico de Julio Verne que bien recuerdo de mi juventud, ávida por lecturas interesantes y aventuras. Un viaje a un mundo “paralelo” que se esconde en el interior de nuestro planeta y en el interior de la tremenda fantasía de su autor. Como curiosidad, Julio Verne nunca pisó Islandia, pero planteó la entrada de este submundo imaginario en un lugar muy real, el volcán Snæfellsjökull (os invito a leer el post donde recomendaba este viaje tan especial a la Tierra del Hielo).

El resto de la historia, una vez descienden por su cráter, es una magistral lección de intensa inventiva donde sus protagonistas (el profesor alemán Otto Lidenbrock que es quién descubre un pergamino con un texto cifrado guardado de Saknussemm, un sabio islandés que afirma haber llegado al centro de la Tierra, el escéptico sobrino del profesor, Axel, y el impasible guía islandés Hans) vivirán innumerables peripecias.

Incluyendo en su peculiar viaje el asombroso descubrimiento de un mar interior que parece un océano, la existencia de iluminación de carácter eléctrico, así como un mundo mesozoico completo al que llegan tras utilizar una balsa. Este submundo encontrado les y os descubrirá un bosque de vegetación de la Era Terciaria con palmeras, pinos, cipreses y helechos, pero también un cementerio de cuerpos fosilizados e incluso un esqueleto humano de la Era Cuaternaria… y la sorpresa de gigantescos animales, ya extinguidos, viviendo en ese bosque y que luchan entre sí. Aterrorizados, los tres miembros de la expedición, pensando que podría ser una visión, huyen a gran velocidad hacia el mar, donde habían dejado la balsa. En su huida encuentran un puñal que perteneció a Saknussemm prueba de que él pasó por allí. Tras una explosión que provocan con la pólvora que llevaban, se desata una erupción y en la balsa que la lava empuja a través de la chimenea de un volcán aparecen en Estrómboli, Italia, en pleno Mediterráneo (a más de 1.200 leguas del Snæfellsjökull).

Esta fantástica (en ambos sentidos del adjetivo) aventura se ha llevado al cine en varias ocasiones. Destacaré dos adaptaciones cinematográficas: en primer lugar, la versión de 1958, protagonizada en el papel del Profesor Lidenbrock por el actor James Mason (intérprete, curiosamente, del personaje de Capitán Nemo en la adaptación cinematográfica más conocida de "Veinte mil leguas de viaje submarino"); en segundo lugar, la más reciente, una adaptación para el público juvenil protagonizada por Brendan Fraser, en 3D del año 2008.

Aunque os propongo que, si podéis, leáis la novela, os dejo a continuación ambos trailers. Eso sí, bien sea la lectura o bien preferís simplemente sentaros en vuestro sofá preferido y ver alguna de las mencionadas versiones cinematográficas, la propuesta la extiendo a que disfrutéis de "Viaje al centro de la tierra" con vuestros hijos... como yo, es un viaje que seguramente no olvidarán.

 

 

Un comentario en “Viaje imposible, Viaje al centro de la Tierra

  1. Pingback: Viaje imposible, Viaje a las estrellas – LA VUELTA AL MUNDO EN 80 NOVELAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.